scorecardresearch
José Manuel Patón

LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Los barones del PSOE

22/06/2022

Se nota que no hay ninguna baronesa. Los barones han hecho un gruñido ante el comunicado de Sánchez de «el que se mueva no sale en la foto», -lo que ya hizo en su día Alfonso Guerra y le costó el puesto con todo lo poderoso que era-. Aún así la sangre no va a llegar al río.
Los barones con B ya no son tan varones como Bono, Chaves, Ibarra, Barreda, … Los barones han perdido todo el poder porque se han dejado meter la mano en la cartera, y todo el PSOE se controla desde Ferraz. Como mi abuelo decía ya en su vejez: puedo oír cualquier cosa, pero ¡no me gusta que me lleven la contraria!
A Sánchez desde luego que no le gusta que le lleven la contraria y si no que se lo digan a los que salieron del PSOE después de haberlo 'despedido'. No solo volvió, sino que se alineó con todos los antiespaña, medio etarras, separatistas y comunistas.
Lo que no se va en llantos se va en suspiros, y si bien esa alianza era una suma aritmética para conseguir el poder y echar a Rajoy, el meter a Podemos en el gobierno le está costando más votos de los que él pensaba, y que cada vez que tenga que necesitar votos en el Parlamento para aprobar una ley dependa de Esquerra y del País Vasco, nos cuesta a todos dinero cuando no una humillación de nuestra querida España.
Pues bien, hasta ahora el señor Sánchez estaba recogiendo la cara de su alianza: votaciones en las Cortes, la calle tranquila, etc., pero ahora le toca recoger la cruz. La pérdida de credibilidad del gobierno ante sus propios correligionarios cuyo huerto mayor estaba en Andalucía, ha conseguido que sus votantes o hayan apostado por el PP, o no hayan ni ido a votar. De ahí la gran abstención. El Sr. Espadas ha sufrido las consecuencias de la política nacional del PSOE, porque demostrado estaba que él era muy popular en Sevilla cuando se presentó para alcalde, donde el PP ha recogido su mayor éxito y el PSOE su mayor fracaso.
A sí que, yo si fuera barón, no me andaría con tantos remilgos, y le enseñaría los dientes, porque está clara la estrepitosa caída del PSOE cada vez que se presenta un monaguillo designado por Sánchez. Véase Madrid, Castilla León y Andalucía.
De ahí todos los guiños que ha tenido García-Page cuando hizo el comentario de los monaguillos, como tratando de distanciarse del faraón, porque todos los sabemos que si te ha puesto el faraón pierdes, y si te sientes independiente de la central PSOE, la gente se puede llegar a creer lo que dices y votarte, pero tiene que notarse la distancia con un Sánchez que cada día dice lo que conviene y hace también lo que conviene para los votos. No es el más nefasto que ha pasado por mucho que diga la gente, Zapatero siempre gana, pero es moderado como lo demuestra que ha conservado la reforma laboral de Rajoy, que todos querían derogarla con los ojos inyectados en sangre y los puños como si estuviéramos en el revolución del 17. Pero las propuestas que hacen sus socios nos ponen los pelos de punta a todos los españoles, y eso se paga.