Manuel García Sánchez disertó sobre las bandas de Albacete

E.M.
-

El compositor y director ofreció una charla sobre la aportación de las formaciones musicales a la cultura de la provincia

Manuel García Sánchez. - Foto: C.P.

«Las bandas de música son la propuesta más popular y sociocultural de este arte». Quien lo sostiene y afirma rotundamente sabe de qué va el tema. Porque, aparte de sus labores compositivas, ha estado durante cerca de medio siglo  al frente de unas cuantas formaciones de la provincia, entre ellas la que, además de importantes premios y grabaciones discográficas, más fama regional y nacional alcanzó: la de Pozohondo. Dicho y escrito lo cual, no es menester que pongamos que se habla/escribe de Manuel García Sánchez. Quien ofreció una interesante y brillante conferencia -Bandas de música: aportación a la cultura albaceteña- sobre la importancia de estas formaciones y su historia en nuestra provincia.
Fiel a su personalísima forma compulsiva de dirigir, el pozohondero, con gran capacidad didáctica –también fue maestro de escuela- caló hondo en los asistentes a esta charla en la Casa de Castilla-La Mancha, organizada por la Asociación Cultural Albacete en Madrid (ACAM), que tuvo lugar el pasado día 15 dentro de la serie Sábados Culturales. Fue el máximo mandatario de este grupo, el catedrático y escritor Patricio Morcillo, el encargado de la presentación del músico, a quien definió como «mucho más que el Beethoven albaceteño del pasodoble».
En un repaso de la trayectoria de Manuel García, su presentador destacó primero sus estudios y dominio del requinto, el clarinete y el saxofón –que fue con el que más destacó y tocó después-. Así como sus inicios en bandas y conjuntos, «desde chaval y con pantalón corto», tocando el saxo en orquestas e incluso acompañando a cantantes de moda y éxito en los años sesenta. También, sus siempre extraordinarios conciertos, sobre todo con la Banda de Pozohondo, que tanto triunfó durante dos décadas como titular de la plaza de toros de Albacete, y muy en particular los de Sevilla y Madrid en dos ocasiones. 

(Más información en la edición impresa)