scorecardresearch

El Sescam anota la lista de espera más baja desde 2009

L.G.E.
-

PP y Ciudadanos detectan movimientos sospechosos de pacientes entre noviembre y diciembre

El Sescam anota la lista de espera más baja desde 2009 - Foto: Javier Pozo

A cierre de año había en Castilla-La Mancha 84.169 pacientes que estaban esperando una operación, una consulta con el especialista o una prueba diagnóstica. La directora gerente del Sescam, Regina Leal, destacó ayer que hay que remontarse hasta 2009 para encontrar una cifra más baja. De los castellano-manchegos en lista de espera, un total de 30.956 estaban aguardando una intervención quirúrgica y en este caso hay que remontarse a 2011 para encontrar una cifra más baja. 

El mayor número de pacientes en lista de espera en Castilla-La Mancha es el que aguarda una primera consulta con el especialista. Esa lista la forman 47.095 pacientes. Leal destacó que el porcentaje es de 24,21 personas por 1.000 habitantes y que Castilla-La Mancha es la segunda región con menos tasa. La lista de espera para pruebas diagnósticas es la más pequeña, pues en ella hay poco más de 6.000 pacientes.

Estos datos los dio esta mañana la directora del Sescam durante su comparacencia en una Comisión en las Cortes sobre las listas de espera. Sin embargo, lo que más llamó la atención y más debate provocó fue la reducción de pacientes que llevan más de seis meses esperando una operación. Daban un porcentaje del 36,6 por ciento en junio del pasado año y para diciembre se había reducido a 0,9 por ciento. Esta reducción tan notable levantó sospechas por parte de PP y Ciudadanos.

El Sescam anota la lista de espera más baja desde 2009El Sescam anota la lista de espera más baja desde 2009 - Foto: Javier PozoLeal contó que el alto número de personas que llevaban más de medio año esperando una operación «era un dato de preocupación» en el Sescam. Explicó que «se hizo un servicio telefónico individualizado para conocer la situación de más de 20.000 pacientes con más de 180 días de espera». Añadió que se fue ofreciendo la propuesta de ser atendidos en otros centros hospitalarios tanto dentro como fuera de la región y que aproximadamente la mitad declinó esta opción.

En cuanto a las variaciones de datos de pacientes de los que alerta la oposición, Leal recordó que hay hospitales que tienen mucha capacidad de actividad asistencial. Expuso que el de Toledo, por ejemplo, puede llegar a hacer más de 3.000 operaciones al mes. 

También aclaró que en ningún momento se han cambiado los criterios para contabilizar pacientes en lista de espera. Aseguró que el procedimiento es de los más transparentes y «está automatizado y responde a algoritmos que no puede tocar ningún directivo». 

El director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, dio otras claves. Señaló que se han mantenido los profesionales sanitarios contratados por la pandemia y las camas operativas, pero que ahora se están pudiendo utilizar para actividad programada. Destacó el efecto del trabajo en red y la labor de los profesionales, «que están partiéndose el pecho». 

PP y Ciudadanos detectan movimientos sospechosos de pacientes entre noviembre y diciembre

En la oposición han detectado movimientos sospechosos de pacientes entre los meses de noviembre y diciembre. No son meses al azar, pues el Gobierno regional tiene que mandar sus datos de lista de espera dos veces al año: en diciembre y en junio. Para el portavoz del PP en temas sanitarios, Juan Antonio Moreno Moya, «lo ocurrido entre noviembre y diciembre en 2021 en listas de espera de pacientes de más de 180 días no tiene nombre». Y se trajo un cuadro con los datos de algunos de los hospitales de la región.

En el de Toledo, por ejemplo, se pasó de 3.423 pacientes esperando más de 180 días una operación a en noviembre que fuesen solo 17 en diciembre. A Moreno Moya no solo le escama esta reducción, sino que a la par se produce una subida de los pacientes que esperan entre 150 y 180 días, el tramo anterior. En Toledo eran 757 pacientes en esta franja en noviembre y, sin embargo, se dispararon a 4.131 en diciembre. Comenta que en Guadalajara los pacientes de larga duración bajaron de 1.879 pacientes en noviembre a 12 en diciembre. Por el contrario, los que esperaban entre 150 y 180 días, subieron de 445 a 2.377. 

«Aquí está la trampa que ustedes han hecho», acusó a la directora del Sescam. Hizo cuentas totales y aseguró que en todo el sistema sanitario regional se pasó de 8.949 pacientes con más de seis meses de tiempo de espera a 283. «No sé quién lo ha hecho, pero esto es para que lo revisase si usted no ha sido y tomase las medidas oportunas», le avisó a Leal.  

El portavoz de Ciudadanos, David Muñoz Zapata, también se fijó en este baile de pacientes y en concreto en la «alteración muy sustancial» que hubo de noviembre a diciembre. «No puede ser que  Castilla-La Mancha haya bajado 36 puntos cuando la media de toda España es de dos puntos», comentó, «aquí ha variado algo».