La Fiscalía pide 24 años de prisión para los padres chinos

Josechu Guillamón
-

El Ministerio Público ha elevado su petición al considerar que en varios de los delitos de los que acusa a los procesados existen los agravantes de alevosía y ensañamiento, además del de parentesco que ya solicitaba inicialmente

La fiscal (segunda por la derecha) solicitó 24 años y dos meses de prisión para los padres chinos. - Foto: J.G.

La Fiscalía ha solicitado 24 años y dos meses de prisión para los dos padres de nacionalidad china, acusados de lesionar y maltratar a su hijo adoptivo. En concreto, la fiscal ha pedido cuatro años de cárcel por el delito de maltrato habitual, 14 meses por maltrato en el ámbito familiar, siete años por un delito de lesiones con deformidad (que alternativamente serían seis años) y otros seis años más por cada uno de los dos delitos de lesiones restantes. Aunque al inicio del juicio la Fiscalía tenía previsto pedir 20 años de prisión, ha elevado las penas al entender que concurrían las agravantes de alevosía y ensañamiento en varios de los delitos, además de la de parentesco que ya solicitaba inicialmente. 

Por su parte, el abogado Ernesto Muñoz Navarro, representante legal del padre, ha solicitado una condena por dos delitos de lesiones, pero con la aplicación de cuatro atenuantes, como son la alteración psíquica, las dilaciones indebidas, la reparación del daño y la confesión. "Vamos a solicitar que la pena quede en dos años de prisión, con lo que habiendo cumplido tres años de prisión, esperamos que se le ponga en libertad".

Por último, el letrado defensor de la madre, Emilio Sánchez Barberán, ha solicitado la absolución y subsidiariamente una condena idéntica a la que fue sentenciada su cliente en el juicio anterior, que fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia. "Entendemos que se debía haber mantenido esa sentencia y en el juicio se ha demostrado que esto no ha sido más que una pérdida de tiempo, se ha alargado un procedimiento sin justa causa. Ha quedado claro que mi representada ni hizo, ni pudo evitar que se le hiciera nada al niño y lo único que ha podido hacer es reparar con todo lo que tenía el daño causado y simplemente por el hecho de ser mujer del acusado, que es el autor reconocido de los hechos".