scorecardresearch

La rebelión de Julieta

Pilar Martín (EFE)
-

Virginia Mosquera publica una novela que le da un giro de 180 grados a la inmortal obra de Shakespeare con un toque muy de Chamberí

Imagen de la portada del libro "Julieta y Romeo. Ahora la historia es otra..." - Foto: EFE/Imagen cedida por la editorial Edebé

Salvar a Julieta de su trágico final, con esta intención nació Julieta y Romeo. Ahora la historia es otra..., una novela de la escritora Virginia Mosquera donde Julieta, una niña de 12 años del madrileño barrio de Chamberí, hace que los Capuletos y los Montescos se rebelen contra el relato de Shakespeare.

Durante una visita al famoso balcón de Verona donde Romeo le declara por primera vez su amor a Julieta, la hija de Mosquera, también directora creativa de una agencia de publicidad, le preguntó por qué esta obra del genial literato acababa tan mal, una situación que hizo que se le encendiera la chispa para revisitar y «dulcificar» desde el «respeto» al autor inglés esta historia que acaba en muerte.

«A ver cómo le explicas a tu hija que uno se mata y el otro se clava una daga, pero yo se lo suavicé y me dijo que si no había manera de salvar a Julieta. Así que me pareció más interesante inventar estas dos realidades, la Julieta de Chamberí, con sus problemas de acoso escolar, y luego la otra Julieta, víctima del amor romántico que acaba muriendo por amor. Me parecían que eran dos mitos que se podían ayudar mucho a través de una amistad», cuenta la periodista.

Publicado por la editorial Edebé, en esta curiosa novela, Mosquera hace que esta pequeña Julieta actual viaje en el tiempo con sus cascos y Rosalía sonando a toda mecha a la noche en la que Romeo le declara su amor a Julieta, el inicio de esta historia donde Capuletos y Montescos llenan de sangre la ciudad italiana.

Comienza así esta novela donde la Capuleto y su entorno se rebelarán contra los dictados de Shakespeare, y donde la de Chamberí aprenderá que lo que ella consideraba una amistad en realidad era un caso de acoso: «Todo el mundo tiene que querer cambiar, este libro es un camino hacia la luz».

«Este libro abre puertas y es una puerta de doble dirección: del pasado al futuro y del futuro al pasado, porque hay algo del relato del pasado que merece la pena cambiar y también algo del relato del futuro que también hay que cambiar», explica la madrileña, que confiesa que esta obra (para niños y niñas a partir de 12 años, y adultos) también ha sido escrita por «cansancio». «Estoy muy cansada de oír que las mujeres somos más complejas, más malas entre nosotras; y que el relato en femenino siempre es una historia de competición más que de sororidad. Estas son dos niñas que se conocen en un momento de preadolescencia y se ayudan», matiza.

Consciente, también como guionista, de que la literatura infantil y juvenil compite con la televisión, las redes sociales o los videojuegos, Mosquera ha construido un relato ágil y con estructura de serie, para revisitar la obra de Shakespeare, un autor al que «ama» y que ha estudiado.

Precisamente por eso su obra rezuma admiración y no es ella, sino los personajes, los que se revuelven y luchan contra sus trágicos destinos. Eso sí, avisa, a la hora de afrontar un título universal como este hay que hacerlo con «los ojos de lo que fue» porque no se trata de «hundirla» sino de «generar nuevos mitos».

Con pocas horas de sueño, y muchas de trabajo, Mosquera y su Julieta de Chamberí se convirtieron en una de las protagonistas de la Feria del Libro y por eso, aunque la autora no lo puede confirmar, podríamos estar ante una posible saga gracias a ese poder que hace que pueda viajar a donde quiera gracias a la lectura. 

ARCHIVADO EN: Novela, Acoso escolar