scorecardresearch

Un incombustible Molina guía al Granada

EFE
-

A sus 39 años, el delantero vive una eterna segunda juventud y firma tres los cuatro goles del conjunto nazarí ante el Mallorca (4-1)

El delantero del Granada Jorge Molona celebra uno de sus goles ante el Mallorca - Foto: EFE/Pepe Torres

Un triplete del incombustible Jorge Molina, que camino de los 40 ya es el más veterano en sumar tres goles en un partido en la historia de la Liga, permitió al Granada sumar su segunda victoria seguida en casa para alejarse de la zona de descenso al vencer este domingo en el Estadio Nuevo Los Cármenes por 4-1 al Mallorca, que puso fin a una racha de tres jornadas sin perder.

En una entretenida y vistosa primera parte, Jorge Molina adelantó a los locales y empató casi a continuación Dani Rodríguez, mientras que en el segundo acto dos nuevos tantos de Jorge Molina y otro de Antonio Puertas, los dos últimos en el añadido, certificaron la goleada local.

El Mallorca empezó el partido mejor, con el surcoreano Kang-in Lee y el japonés Take Kubo muy activos y forzando muy pronto sendas amarillas para los dos mediocentros del Granada, Luis Milla y el francés Maxime Gonalons.

El Granada creció con el paso de los minutos y tanto Jorge Molina como el colombiano Luis Suárez estuvieron a punto de marcar antes del cuarto de hora de juego.

Poco después, en el minuto 20, entre los dos atacantes firmaron la acción del 1-0, con una buena recuperación de balón en la medular e inicio de contragolpe del cafetero y perfecta definición de Jorge Molina ante Manolo Reina.

El Mallorca solo tardo cuatro minutos en empatar con un cabezazo de Dani Rodríguez, que remató libre de marca en boca de gol, tras un medido envío desde la banda de Jaume Costa.

La igualada enrabietó a los locales, que llegaban con relativa facilidad por ambas bandas al área visitante y que gozaron de tres clarísimas ocasiones para hacer el 2-1.

Reina hizo un paradón ante el chutazo del venezolano Darwin Machís, Luis Suárez mando fuera el rechace pese a estar libre de marca y, casi a renglón seguido, el larguero repelió el cabezazo de Germán Sánchez.

El Mallorca acabó mejor el igualado y divertido primer tiempo, con el portugués Luis Maximiano frenando con sus paradas las intentonas de Ángel Rodríguez, Dani Rodríguez, Take Kubo y Kang-in Lee.

En el segundo tiempo se mantuvo el equilibrio, aunque disminuyó la vistosidad, pese a que el activo Luis Suárez casi sorprende a Reina desde lejos.

Volvió a romper la igualdad Jorge Molina, que a la hora de partido cazó en el área un balón que nadie supo ni rematar ni despejar para hacer de nuevo lo que lleva haciendo toda la vida: marcar goles.

Esta vez le costó reaccionar al Mallorca, que recurrió a Antonio Sánchez, Salva Sevilla y Fer Niño para tratar de mejorar su producción ofensiva ante un Granada mejor asentado en el césped.

De hecho, fue Reina quien tuvo que aparecer para sostener a los suyos con sus paradas ante Machís y Luis Suárez.

Los visitantes trataron de volcarse en el tramo final y tuvo la igualada en sus botas Fer Niño en el minuto 90, pero remató mal en el segundo palo pese a estar libre de marcar y en boca de gol.

En la siguiente acción, ya en el tiempo añadido, Jorge Molina sentenció el choque y firmó un triplete espectacular con un gran remate desde fuera del área.

En la última acción del partido, Antonio Puertas puso en el marcador el 4-1 final con un remate en el área pequeña.