Una línea AVE a Alicante infrautilizada

M.O
-
Una línea AVE a Alicante infrautilizada - Foto: Arturo Pérez

Un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia señala que el trazado de Alta Velocidad entre lacapital y Alicante emplea sólo el ocho por ciento de su capacidad

Poco más de media década está en funcionamiento la línea de Alta Velocidad que permite viajar en tren más rápido entre Albacete y Alicante, y bien puede decirse que por el momento es infraestructura con una notable capacidad de sumar más servicios a diario. Un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que supervisa los servicios comerciales de transporte de viajeros por ferrocarril  subraya la escasa utilización de la infraestructura AVE entre la ciudad y la capital alicantina, pues en 2017 sólo se usó un ocho por ciento de su capacidad.  
El informe añade que en general la red ferroviaria de Alta Velocidad «cuenta con una importante capacidad excedentaria, algo en parte asociado a su reciente construcción», y dice que «al ser infraestructuras con una vida útil muy elevada, es previsible que en los primeros años de explotación su uso sea inferior al tráfico para el que han sido diseñadas». En todo caso el reparto es «muy desigual», pues si el tramo Albacete-Alicante tiene un uso del ocho por ciento de la capacidad de la infraestructura en otros tramos de la red como el de Madrid-Barcelona el uso es del 45% de la capacidad de la infraestructura.
El estudio que hace la Comisión de los Mercados y la Competencia plantea otras consideraciones interesantes, e indica que los costes de mantenimiento de la red AVE son superiores a los de mantenimiento de la red de larga distancia convencional. De hecho, «los costes directamente imputables de las líneas de Alta Velocidad son más del doble de los de las líneas convencionales», que se sitúan en torno a los 50.000 euros por kilómetro. También se señala que «los costes por amortización de la infraestructura son elevados y crecientes». El valor de las inversiones en la red ferroviaria de Alta Velocidad supera los 33.500 millones de euros, más 12.951 millones de euros por los tramos de red en construcción, subraya el informe.