scorecardresearch

La despedida en casa es un trámite

Juan Carrizo
-

El Albacete recibe en el Carlos Belmonte al Costa Brava, penúltimo y posiblemente el peor equipo del grupo, con la idea de ganar y ver lo que le depararán los cruces

Remate de Jordi Sánchez que acabó en gol en la visita del Albacete al campo del Costa Brava. - Foto: Josema Moreno (Masquealba.com)

El Albacete aspira todavía a ser segundo de grupo, lo que sería bueno de cara a un playoff donde el mejor clasificado gana en caso de empate al no haber penaltis tras la prórroga y donde evitaría el cruce con el Deportivo de La Coruña, sobre el papel el rival más complicado del grupo I porque así lo dice la clasificación.
Para ser segundo, el Alba debe ganar al Costa Brava, algo más que previsible a tenor del rival. Todo lo que no sea ganar al penúltimo clasificado, descendido hace varias jornadas y, posiblemente, el equipo más flojo del grupo por diferentes motivos, no entra en la cabeza de nadie, por mucho que De la Barrera no vaya a arriesgar con ciertos jugadores y se vayan a ver algunos cambios respecto a lo habitual.
Una vez derrotado el Costa Brava, lo que habrá que hacer en el campo, la otra premisa para ser segundos es que el Villarreal B no gane en su visita en la última jornada al Atlético Sanluqueño. Los de Sanlúcar todavía tienen opciones de salvarse, pero todo pasa por ganar, no le vale el empate e incluso ganando  no lo tendrían asegurado, ya que tienen que adelantar a dos equipos en la tabla para poder mantenerse otro año en la Primera RFEF.

 

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es))