scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Que gobierne el más votado

17/06/2022

Feijóo sigue empeñado en el acuerdo con el PSOE para que gobierne la lista más votada, una vieja reivindicación que generalmente ha caído en saco roto. El PP lo ha vuelto a repetir: si a Juanma Moreno le faltan pocos escaños para gobernar en solitario, pide al PSOE que se lo permita, y a cambio los populares apoyarían al candidato socialista que ganara en próximas elecciones pero no alcanzara la absoluta.

El principal adversario de Moreno, Juan Espadas, ha dicho que ni hablar porque estaba obligado a decir que ni hablar. Otra cosa es lo que decida una vez que se encuentre con los resultados electorales en la mano.

La propuesta de Feijóo tiene varias lecturas. La primera, un toque de atención a Macarena Olona, que ha puesto tan alto el precio de un solo escaño a Vox que dice que si Moreno lo necesitara ella exigiría la vicepresidencia del Gobierno. El presidente del PP le está bajando los humos: mejor no vender la piel del oso antes de cazarlo y mejor no presuponer que solo Vox puede cooperar para que Juanma Moreno supere la investidura. De hecho, Yolanda Díaz ha recogido el guante lanzado por el PP las últimas semanas, cuando dijo que si el PSOE considera tan perjudicial para los españoles que Vox gobierne, que se abstenga allí donde el PP ha ganado sobradamente. La vicepresidenta quiere abrir ese debate entre la gente que se ha sumado a su proyecto.

Pero hay más detrás de la insistente propuesta de Alberto Núñez Feijóo.

Dentro de un año se celebrarán las elecciones autonómicas y municipales, y en ese escenario habrá que ver cómo se mueve Pedro Sánchez si todavía continúa en el Gobierno.

La atomización de partidos hace muy difícil las mayorías absolutas que eran moneda corriente hace años, cuando PSOE y PP se alternaban el poder. Y de igual manera que los candidatos del PP tienen difícil conseguir esas mayorías, ocurre lo mismo con los candidatos socialistas, sobre todo porque en las elecciones del 2023 se presentarán nuevos partidos regionales nacidos a la sombra de Teruel Existe. Eso significa que barones socialistas como Page, Puig, Lambán o Vara, tienen muy cuesta arriba su continuidad a no ser que acepten las exigencias de esos regionalistas o de los varios partidos situados en la extrema izquierda. Son presidentes del PSOE que conocen muy bien el juego político y cómo se ejerce la gobernanza y que, con toda seguridad, prefieren un acuerdo con el PP para abstenerse cuando un socialista tenga clara mayoría, que someterse a podemitas o a partidos regionalistas que en algunos casos capitanean personajes oportunistas y sin experiencia.

Hoy, a dos días de unas elecciones, los socialistas están obligados a rechazar la eterna propuesta del PP de que gobierne la lista más votada. Pero el lunes 21 se verá cuál es la capacidad de influencia de los barones en el partido.