El virus sitia a Igualada

Agencias
-

La ciudad barcelonesa, confinada desde el pasado 8 de marzo, representa el 1 por ciento de la población catalana, pero suma el 10 por ciento de los fallecidos por el COVID-19 de la región

Los vecinos del municipio hacen cola para entrar en una farmacia. - Foto: Susanna Sáez

La Conca d’Òdena, que con 70.000 vecinos no llega al 1 por ciento de la población catalana, suma más del 10 por ciento de los muertos en Cataluña por coronavirus, una cifra que podría dispararse si se confirma que los 25 fallecidos en las residencias de Capellades y Olesa de Montserrat están vinculados a este foco.
Así lo advirtió ayer la Generalitat en la memoria justificativa que esta semana ha entregado al Gobierno para intentar, sin éxito, endurecer el actual cierre del perímetro en esta zona, que agrupa a los municipios barceloneses de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margaría de Montbui y Òdena, para aplicar un confinamiento total de su población.
El Gobierno desestimó la petición de la Generalitat y el jueves acordó prorrogar otros 15 días el confinamiento perimetral de la Conca d’Òdena, donde, según la memoria remitida por la Generalitat, con datos cerrados el 23 de marzo, se detectaron 206 positivos y 36 fallecidos por coronavirus.
Las cifras podrían mayores, según el Govern en su memoria, ante la sospecha de que los 25 muertos en las residencias geriátricas de Capellades -donde se han contabilizado hasta el momento 13 fallecidos- y de Olesa de Montserrat -12-, «podrían estar relacionados con el foco de Igualada».
La mortalidad en la Conca d’Òdena es la más elevada de las que se tienen datos hasta el momento, con una letalidad del 12 por ciento, mientras que en el conjunto de Cataluña -con datos hasta el pasado 23 de marzo- se mantenía en el 2,5 por ciento.
Además, la Generalitat reconoce en su memoria que estos datos se tienen que tomar con «cautela» ya que se podría haber producido un «infradiagnóstico» de casos leves.
Como ejemplo, destaca que la aplicación que ha activado la administración catalana (Stopcovid19CAT) ha sido utilizada por 4.352 vecinos, de los que unos 1.500 son sospechosos de presentar síntomas leves de coronavirus.
Los primeros casos en la zona se detectaron el domingo 8 de marzo y, cuando se decretó el confinamiento, el 12 de marzo, había ya 56 positivos, de los que 36 eran sanitarios. Tras 11 días de cordón sanitario, los positivos se dispararon a 206: 136 en Igualada, 7 en Òdena, 36 en Santa Margarida de Montbui, y 27 en Vilanova del Camí.