scorecardresearch

El Ayuntamiento defiende los "intereses" en materia hídrica

Redacción
-

El equipo de Gobierno responde a las críticas del PP y recuerda que el pasado 15 de marzo se presentaron las oportunas alegaciones a la planificación hidrológica planteada para la cuenca del Júcar para el periodo 2022-2025

Emilio Sáez, alcalde de Albacete. - Foto: Rubén Serrallé

El Ayuntamiento de Albacete "está trabajando por los intereses de los vecinos y vecinas de Albacete en materia hidrológica, como lo demuestra el hecho de que el pasado 15 de marzo se presentaron las oportunas alegaciones a la planificación hidrológica planteada para la cuenca del Júcar para el periodo 2022-2025. Entre otras cuestiones, el Consistorio albacetense exigió que se mantuviese el articulado que exime a la ciudad de Albacete del pago por el uso del agua de Alarcón en caso de que se diera una situación de sequía", informan en un comunciado de prensa

Ante las manifestaciones del portavoz del Grupo Municipal del PP, Manuel Serrano, el equipo de Gobierno señaló que "mientras el señor Serrano se dedica a alarmar, el Ayuntamiento se puso a trabajar, presentando alegaciones, y existe el compromiso de la CHJ y su presidente por el que Albacete no tendrá que pagar por el agua por debajo de la curva de reserva del pantano de Alarcón".

El Equipo de Gobierno "seguirá haciendo cuantas gestiones sean oportunas para defender los intereses de los albaceteños y albaceteñas y, de hecho, el próximo 15 de junio, el alcalde de Albacete, durante una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Miguel Polo, defenderá el contenido de las alegaciones municipales elaboradas por el Servicio de Salud Ambiental respecto al Plan Hidrológico de cuenca de la Demarcación del Júcar para el periodo 2022-2025".

Asimismo, "también se le ha olvidado al señor Serrano que cuando gobernaba el PP, se estaban pagando más de 300.000 euros por una reserva hídrica de 24 hectómetros cúbicos, de los que no se utilizaban ni la mitad, ahora consumimos 12 hectómetros cúbicos y tenemos 18 hectómetros cúbicos asignados, seguimos consumiendo por debajo de lo que podríamos utilizar, ahorrándonos, además, cada año, 300.000 euros".