scorecardresearch

Juzgan a tres personas por trata con fines de prostitución

Josechu Guillamón
-

Los procesados son un matrimonio venezolano y la madre del varón, que captaban chicas en su país

El juicio se celebrará en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. - Foto: José Miguel Esparcia

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial sentará el miércoles en el banquillo de los acusados a tres personas que se enfrentan a penas de más de 40 años de cárcel por trata de blancas y prostitución.

En concreto, se trata de un matrimonio de origen venezolano y la madre del varón. Para el marido, D.J.P.M. la Fiscalía pide 57 años y medio de cárcel por cinco delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en concurso medial con cinco delitos de prostitución coactiva y un delito de tenencia de moneda falsa. Para su pareja solicita 52 años y medio de cárcel por los mismos delitos a excepción del de tenencia de moneda falsa. Por último, para la madre del marido, A.I.P.M., el fiscal pide 42 años de cárcel por cuatro delitos de trata y prostitución.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, el matrimonio que residía en España desde 2019, se concertó con otras personas residentes en Venezuela, que no han sido localizadas y se dedicaron, desde finales de 2018 a captar a compatriotas venezolanas, aprovechándose de la situación precaria que tenían en su país de origen,  con la falsa promesa de obtener grandes beneficios económicos ejerciendo la prostitución en España. Algo que les permitiría devolver en poco tiempo el dinero prestado para venir a nuestro país, ya que les pagaban el billete de avión, el hotel y en algunos casos les daban dinero en efectivo, que les fue retirado al llegar al país.

Engañadas. Las jóvenes venezolanas accedían a venir a España, al desconocer las verdaderas y abusivas condiciones que les serían impuestas en el ejercicio de la prostitución, consistentes en una plena disposición horaria, de 24 horas, durante los siete días de la semana, con una deuda arbitraria, que aumentaba continuamente por diferentes conceptos.

Además las mujeres estaban sometidas a un control continuo por parte de los acusados, siéndoles retirada su documentación a la mayoría de ellas, debiendo entregar a los acusados todo el dinero que obtenían de ejercer la prostitución.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es