scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


La locura de un enano sangriento

29/10/2022

Pero vamos a ver: ¿Qué clase de gobernantes tenemos en estos principios del siglo XXI que no son capaces de ponerle freno y marcha atrás a un loco suelto como el bolchevique Putin, que amenaza con sumergirnos en una conflagración de proporciones trágicas para todo el mundo civilizado?
¿Qué esperan los Estados Unidos de América, el mal llamado Imperio Británico y la Unión Europea, surgida del final de la aventura de otros tres locos como Hitler, Mussolini, Stalin y aquel «Japón Gran Potencia» de los documentales de la época, para reducir el salvajismo de este frenópata -Putin- que ha puesto el mundo occidental patas arriba? La verdad es que el nuevo enajenado mental que tiene en jaque a la civilización occidental no parece muy dispuesto a hacer marcha atrás en su criminal intento de enzarzarnos en una nueva Guerra Mundial.
De momento es Ucrania quien está pagando el pato de los desmanes del enano sangriento que hoy por hoy rige los destinos de la Unión Soviética, pero de continuar así las cosas, a no tardar, el desastre centroeuropeo adquirirá caracteres mundiales, y la hecatombe afectará a todas las democracias occidentales. Resulta increíble que las potencias de Occidente no sean capaces de unirse para poner freno al peligro soviético representado hoy por hoy por un Putin, que de un momento a otro puede poner a Europa a oscuras y sin energía para mover una motocicleta.
Si la vieja Europa y el mundo civilizado no saben poner freno al oso comunista, que, representado por Putin, amenaza seriamente la paz mundial, es muy probable que tantos años de avances técnicos y de mejora de las normas de convivencia, se derrumben como un castillo de naipes.