scorecardresearch

Vox se fija en Antón Cortés para su candidatura en Albacete

Francisco J. Martínez
-

Aunque el partido de Santiago Abascal todavía no hizo oficial las listas para las municipales, el también hostelero se sitúa como la principal opción para la capital

Vox se fija en Antón Cortés para su candidatura en Albacete - Foto: Vox

La cercanía de las elecciones municipales se huele ya en el ambiente y, aunque todavía no se hicieron públicos los nombres de los candidatos a la Alcaldía de la capital, comienzan los movimientos en el seno de los principales partidos políticos con representación en la Corporación municipal. Uno de ellos es Vox, que se estrenó hace tres años con una Concejalía que actualmente ocupa Rosario Velasco. La edil no tiene ninguna relación con los actuales dirigentes de Vox en la provincia, por lo que su continuidad parece estar descartada.

Con esta situación, la formación conservadora inició los contactos para buscar un candidato con el que afrontar las próximas elecciones municipales de mayo de 2023. Según fuentes internas de Vox, no hay todavía ninguna decisión en firme tomada al respecto, pero la primera opción para encabezar la candidatura al Ayuntamiento de Albacete es el torero y hostelero Antón Cortés. De hecho, el diputado nacional por la provincia, Rafael Lomana, ya se dejó ver en más de una ocasión junto con Antón Cortés en diversos actos públicos. Una de las últimas apariciones públicas de los dos fue en la recogida de alimentos que organizó la plataforma taurina También Somos Cultura con motivo del festival en beneficio del Cotolengo. Tanto Lomana como Cortés también asistieron a ese festejo taurino.

En la actualidad, Antón Cortés tiene 41 años. Es conocido por su faceta taurina, ya que viene de una saga de toreros, de la que los máximos exponentes son su padre, Sebastián Cortés, y sus tíos, Manuel Amador y Manuel Cortés, más conocido como Manuel de Paz. Este último también tuvo su faceta política, ya que fue concejal de Albacete por el Partido Popular.

Fue alumno de la Escuela Taurina de Albacete, donde se formó, y debutó con picadores en la Feria de 1998. Entre sus éxitos como novillero, destaca ser triunfador del ciclo de novilladas nocturnas de Las Ventas, en Madrid, en el año 2000. Tomó la alternativa en Valencia, en la Feria de Fallas de 2002, con Enrique Ponce de padrino y Julián López, El Juli, como testigo.

En las últimas temporadas prácticamente no ha toreado ningún festejo y regenta un local nocturno en La Zona del centro de la ciudad, que abrió su tío Manuel de Paz hace varias décadas.