El gasto escolar supone unos 800 euros al año por niño

M.D.M.
-

El principal desembolso llega con la 'vuelta al cole', que supone más de 370 euros por alumno

El gasto escolar supone unos 800 euros al año por niño - Foto: Rubén Serrallé

Con el mes de septiembre a la ‘vuelta de la esquina’, las familias albacetenses empiezan ya a pensar en la temida vuelta al cole y el desembolso económico que supone.
Un gasto que, portales especializados como Kelisto, han cifrado en unos 370 euros por alumno -con los libros y la ropa como principal desembolso- si bien indican que el dinero que cada familia dedica a tareas escolares a lo largo del curso ronda los 800 euros por alumno.
El dato es regional e indican que se puede extrapolar a la provincia de Albacete.
Desde iAhorro, además, destacan que Castilla-La Mancha sigue siendo la segunda comunidad autónoma con la vuelta al colegio más barata, sólo por delante de Canarias, si bien también es Castilla-La Mancha aquella en la que más se ha encarecido el coste de volver a las aulas, con una subida del 2,82% por estudiante.
Y un 2,8% es, además, el porcentaje de los ingresos totales medios que las familias albacetenses deben dedicar a los gastos escolares a lo largo de un curso, según lo indica también Kelisto.
En la vuelta al colegio en septiembre el principal gasto es el de los libros de texto, que suele rondar entre los 150 y los 250 euros por estudiante, dependiendo de si es un curso en un colegio o en un instituto, seguido de la ropa y el calzado. De media, en Albacete, e incluyendo ropa, material y libros, unos 371 euros por estudiante, si bien en Infantil puede quedarse en unos de 200 euros y en Bachillerato puede superar esa cifra.

Y en todo este mar de datos, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) María Moliner de Albacete pone de relieve que el desembolso evidencia «que la escuela pública no es gratuita» y que, el gasto que deben hacer las familias, además, aumenta la «brecha» entre quienes tienen recursos y quienes no. En este sentido, la presidenta de la FAPA María Moliner, Rosario Pérez, puso de relieve que esa «brecha» se hace patente en las actividades extraescolares «a las que muchos padres no tienen más opción que apuntar a los hijos porque trabajan».

(Más información en la edición impresa).