scorecardresearch

El Villarrobledo denuncia insultos racistas a sus jugadores

C.G.
-

El árbitro del partido entre el Quintanar del Rey y el equipo villarrobledense reflejó en el acta uno de los improperios al delantero Jacques Bayo, que recibió lindezas del tenor de "¿cómo un mono puede jugar al fútbol?"

Alineación del equipo villarrobledense en el partido jugado ayer en Quintanar del Rey. - Foto: Don Octavio CP Villarrobledo.

El partido entre el Quintanar del Rey y el Don Octavio CP Villarrobledo disputado ayer en el estadio de San Marcos registró nuevos episodios de agresiones verbales racistas por parte de un sector del público contra Jaquec Bayo y Youssouf Yalike, jugadores de raza negra del equipo visitante.

Según asegura el club villarrobledense y corrobora el acta arbitral, el colegiado Guillermo Ciruelos Esteban, en el apartado de público, relata que, al término del partido, cuando los protagonistas se retiraban del terreno de juego, "un aficionado que portaba escudos y emblemas del equipo local, CD Quintanar del Rey, se dirigió al jugador con dorsal número 9 del CP Villarrobledo, Jaques Bayo, con los siguientes términos: "Eres un negro de mierda".

Los insultos de contenido racista los que han provocado una ola de indignación. La propia Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) condenó hoy públicamente esos insultos junto a una cita de Martin Luther King Jr: "Busco el día en el que la gente no sea juzgada por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter".

Bayo relató hoy lo sucedido a este diario. "Ya en la ida vimos a su afición 'así así', pero en este partido al principio fue una fiesta. Sobre el minuto 30 comenzaron a lanzar insultos racistas como 'mono de mierda' o '¿cómo un mono puede jugar al fútbol?' y cosas así, pero ni mi compañero Yalike ni yo mismo nos dimos cuenta de todo hasta que la gente nos lo contó. El árbitro lo anotó en el acta y lo denunciamos porque no es algo normal, aunque pasa en el fútbol regional y en el nacional", recordó.

El delantero francés, de 24 años de edad, aseguró que estuvo recibiendo insultos hasta el final del partido. "Es gente que no tiene educación o que no sale de su pueblo y tienen eso en su corazón, pueden tener problemas con los extranjeros, ya sean negros, árabes o asiáticos", lamentó, y explicó que prefirió quedarse en el terreno de juego. "Decidimos ser profesionales y este partido no queríamos perderlo, pero vamos a denunciarlo y en las redes sociales la gente ya se está enterando de lo que pasó; no se va a dajar la cosa así", dijo.

Bernardo de la Cruz, presidente del Villarrobledo, también confirmó los sucesos. "Hubo un buen ambiente de fútbol, el presidente del Quintanar nos atendió en todo, pero tres o cuatro lo mancharon y hay que decirlo para que eso se erradique. Los que están alrededor son los que se lo deben decir porque incluso pueden cerrarles el campo, pero sobre todo porque no está bien", señaló. "Hubo insultos racistas a nuestros jugadores que creíamos haber superado, pero parece que todavía hay gente que no lo tiene inculcado. No sé qué pasará, pero si les cierran el campo puede ser una medida que puede ser injusta porque la mayoría de la gente tuvo un trato fenomenal, pero eso no se puede tolerar y si no lo hacen ellos, habrá que erradicarlo desde fuera".

El mandatario villarrobledense también cofirmó que, al término del partido, un grupo reducido de aficionados agredieron a Rubén Gómez y le rompieron el chándal. "Algunos iban bebidos y decían auténticas barbaridades con niños al lado", aseguró.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)