scorecardresearch

Visita ad limina del obispo de Albacete al Papa

A.D.
-

El Santo Padre lo recibió en audiencia, junto con los demás obispos de la provincia eclesiástica de Toledo, Madrid, Valladolid y el ordinario castrense

Un momento del encuentro en el Vaticano. - Foto: @romareports

El obispo de Albacete, Ángel Fernández Collado, junto con los demás obispos de la provincia eclesiástica de Toledo, Madrid, Valladolid y el ordinario castrense, ha estado en Roma, junto al Papa Francisco, de visita ad limina.

El encuentro personal con el Papa se produjo ayer y entre los temas tratados, fue la vida cotidiana de las Diócesis y del obispo, la evangelización, los jóvenes, los pobres, colonización cultural ideológica, así como el tema de las grandes ciudades, los pueblos pequeños y la pandemia. El Papa Francisco se mostró en todo momento cercano y compartió su sentido creyente, eclesial y de ánimo para la misión, indica el Obispado en una nota de prensa.

El obispo de Albacete, tras su encuentro con el Papa, indicó que la visita «es un tiempo de gracia, de bendición, de presencia de Dios en nuestras vidas, a través de Pedro, en este caso el Papa Francisco. El encuentro con él es unirnos a él y con él, a toda la Iglesia. Con el Papa celebramos el otro día unas vísperas solemnes en la basílica de San Pablo Extramuros. Solemnes, sencillas y, sobre todo, llenas de presencia de Dios. A todos nos anima ese encuentro con el Santo Padre, estar con él, es estar con Pedro y Pablo y ellos son para nosotros los fundamentos de la Iglesia. Ese encuentro con el Santo Padre que nos une con toda la Iglesia Universal y nosotros estamos con él, los obispos de la Iglesia española intentando vivir ese encuentro con Dios a través de los apóstoles y sentirnos animados, reforzados a través de la presencia del Santo Padre en nuestras vidas, para ser auténticos pastores, mensajeros del Evangelio, anunciadores de la palabra de Dios».

Recordó el obispo que «cada  día de visita ad limina en Roma, celebrábamos en una basílica, es recogernos en los fundamentos de nuestra fe, de los apóstoles, de la Santísima Virgen, para reafirmar nuestra fe, juntos todos los obispos de la Iglesia española y viviendo en profundidad ese encuentro y ese apoyo en ellos. Luego, estos días hemos estado visitando congregaciones, haciéndonos presentes y escuchando». 

La visita ad limina permite al Santo Padre ejercer su ministerio, al recibir a los pastores de las iglesias particulares y tratar con ellos cuestiones relativas a su misión, un acto que también expresa la unidad de la Iglesia.