Homenaje a las heroínas de la danza

A.D.
-

Cristina Gómez, bailarina y coreógrafa albacetense, presenta su mas reciente creación, 'Dance Is My Heroine', en Líbano

La bailarina Cristina Gómez lleva su última creación a Líbano. - Foto: Israel Sánchez Beato

La bailarina y coreógrafa albacetense Cristina Gómez presenta Dance Is My Heroine en Líbano, mañana y el día 30, en el marco del Festival Internacional de Artes Escénicas Nehna wel Amal wel Jiran, organizado por el Colectivo Kahraba en Líbano, y financiado con el apoyo de numerosas instituciones, entre ellas Aecid (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) y la Embajada de España en Líbano.
La propuesta de la creadora manchega combina, como viene siendo habitual en sus montajes, varias disciplinas, vídeo, texto, danza, performance y fotografía. La pieza, que aún está en proceso de creación, y cuya versión final se estrenará en España a mediados de octubre,  plantea cuestiones relacionadas con la identidad digital, la necesidad obsesiva de gustar y la falta de conexión con el propio cuerpo.
Según apuntó Cristina Gómez «con este trabajo he querido recordar al público y recordarme a mí misma la capacidad que tiene la danza para conectarnos con la vida real. Me preocupa el atontamiento que produce lo virtual». A la vez, la obra es un homenaje a algunas de las heroínas que han marcado la historia de la danza contemporánea.
Dance Is My Heroine comenzó a fraguarse hace dos años cuando Cristina Gómez estaba en Inglaterra pasando el verano, allí encontró un traje de Wonder Woman y comenzó a grabar, editar y publicar vídeos en las redes sociales haciéndose pasar por una superheroína a la que llamó Fanny De Funny.
Después decidió llevar el personaje a escena y hacer un espectáculo para hablar de todas las cuestiones que se estaba encontrando, redes sociales, likes, unfollows, feminismo, arquetipo de la superheroína contemporánea, uso «no adulto» del espacio público, relación con el propio cuerpo, humor absurdo.
En el verano de 2018, cuando el espectáculo aún era sólo una idea en la cabeza de Cristina Gómez, su proyecto fue seleccionado para formar parte de El Ranchito, un programa estatal de residencias artísticas e intercambio cultural que ofrece dinero y espacio a artistas para desarrollar proyectos.
En total fueron 12 semanas de trabajo entre España y Líbano durante las cuales se creó la versión actual de Dance Is My Heroine que se presentará en Líbano mañana, en Hammana Artist House, en Hammana y el viernes 29 en Ishbilia Theater en Sidón, como parte del Festival Nehna wel Amal wel Jiran. 
(Más información en la edición impresa)