«No hay protocolos sanitarios, tenemos muchas dudas"

C. Guzmán
-

Manuel Jiménez 'Júnior' seguirá al frente del CB Villarrobledo por sexta temporada consecutiva en un club que apuesta por un proyecto a largo plazo, aunque no exento de la incertidumbre del momento en un ámbito tan delicado como el baloncesto

Manuel Jiménez toma notas durante un partido de la última temporada. - Foto: Rubén Serrallé.

Se ha convertido en una auténtica referencia en el baloncesto provincial y un ejemplo de lo que se ha dado en llamar hombre de club. Manuel Jiménez Júnior (Montilla, 1981) completó un lustro en el banquillo del CB Villarrobledo, al que llevó a la mejor etapa de su historia, y ahora afronta una nueva campaña en LEB Plata marcada por  la búsqueda de la mejoría pero también por la incertidumbre.
 
¿Cómo marcha esta fase de construcción de la plantilla?
Nos falta apuntalar un par de posiciones pero la tenemos prácticamente cerrada.
La renovación ha sido prácticamente total.
Algunos jugadores del año pasado se han ido a LEB Oro, y en cuanto los americanos, hay una reducción de un jugador además de los problemas de fronteras derivados de esta situación. Ello ha dado lugar a que intentemos hacer un grupo de jugadores nacionales o que estén en contacto con España más que mirar al mercado extranjero. Hemos buscado gente que tenga experiencia en la categoría porque eso supone un problema añadido para el jugador.
¿Cómo se vivió esta situación desde la fase del confinamiento?
A nivel personal no lo viví tan mal porque durante el día iba al pabellón a entrenar, a preparar esos entrenamientos y repasar vídeos. Sí estaba muy limitada la capacidad para salir y en la última fase del confinamiento los jugadores sí estaban un poco más nerviosillos, pero se portaron muy bien. Nos adaptamos a la situación, vimos mucho baloncesto y realizamos actividades formativas como los cursos de entrenadores. Hemos estado entretenidos.
La etapa que se abre es de gran incertidumbre para la competición. No sé cómo lo estarán viviendo.
Tenemos muchas dudas porque todavía no hay protocolos establecidos a nivel sanitario y estamos reclamando que nos den una guía, unas bases mínimas a nivel regional. Queremos saber si podremos hacer entrenamientos con oposición, si podrán entrar los 300 espectadores regulados en la normativa regional… En nuestra categoría no tenemos capacidad para hacer tantas pruebas diagnósticas y queremos saber cómo afrontaremos ese problema. A nivel local tenemos un protocolo de actuación y el Ayuntamiento de Villarrobledo se ha movido para intentar ofrecer unos mínimos de infraestructura o el comportamiento en las instalaciones, pero hace falta algo más en nuestra competición.
¿No le da la impresión de que se tiene poco en cuenta la opinión de entrenadores y jugadores, los protagonistas de la competición?
Yo miro el problema como cualquier otro profesional. Si en un comercio hay que guardar una serie de protocolos, nuestro trabajo también se debe adaptar sabiendo que el distanciamiento personal es imposible porque es un deporte de contacto. Si damos el paso adelante, a ver si somos capaces de hacerlo al menos con unas mínimas garantías, sabiendo si a los jugadores se les van a hacer o no pruebas en origen, si la Federación nos pedirá algún tipo de reconocimiento médico, controles rutinarios para seguir la situación del equipo, cómo se va a solucionar un problema si surge, si se suspenden los partidos… Vemos que la situación empeora un poco más cada día y no tenemos mucha información.

(MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA)