scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


Mirar hacia atrás sin ira

24/09/2022

Echando la vista atrás sobre mis largos años de periodismo como informador y entrevistador político, no acabo de comprender el ensañamiento contra el socialista Griñán como si se quisieran tapar tantos años de mangancia política, tanto por el lado derecho como por el izquierdo, metiéndolo a él en la cárcel. Si los políticos de uno y otro bando, que han tocado poder, tuvieran un mínimo de dignidad, no solo política sino también personal, darían un paso adelante y lanzarían a voz en grito con todas sus fuerzas un «¡Yo también he mangado!». Porque lo difícil es encontrar algún rara avis que haya estado cinco minutos «en donde había» y no metiera la mano. Y ello sin distinguir colores ni especificar si eran diestros o zurdos los mendas.
Por lo que quieren meter en la cárcel a Griñán, se podría enjaular a la mayoría de los que han tenido cargos políticos en los que se maneja el dinero de los contribuyentes, desde que se restauró la democracia hasta ahora. Y eso sin remontarnos a la época de la dictadura, porque entonces los dineros los manejaban los mangutas ungidos por la gracia de Dios y la mano sagrada del Caudillo. ¿A ver a cuántos políticos se han visto, al cesar de la «bicoca», cavando en una zanja, trabajando con los albañiles o incluso de porteros de un ministerio, aunque fueran medio analfabetos, sin oficio ni beneficio alguno? ¡A ninguno!
Bueno, miento…Quien esto firma encontró un día en la ciudad de París, subido en un andamio, a Cipriano Mera, líder de los anarquistas españoles durante nuestra incivil guerra. Pero es que aquel hombre se creía la causa, equivocada o no, por la que pegó tiros y se expuso a que se los pegaran a él en la incivil guerra del 36.