scorecardresearch

Artesanía con un fin solidario

A.G.
-

La tienda de Medicus Mundi acoge el habitual rastrillo navideño de la organización, destinado a contribuir con los proyectos de cooperación que lleva a cabo en varios países

Piezas de artesanía de la tienda de Medicus Mundi. - Foto: Arturo Pérez

El rastrillo navideño de Medicus Mundi, una de las iniciativas solidarias tradicionales en la Navidad albacetense, puede visitarse estos días en la tienda que esta organización tiene en la capital, situada en el número nueve de la Plaza de la Catedral. Allí podrán adquirirse sus variadas piezas de artesanía hasta el 6 de enero, con un horario de apertura de 10,30 a 13,30 y de 18 a 20 horas (de 12 a 14 y de 18 a 20, en días festivos).

Son ya 36 años en los que Medicus Mundi desarrolla esta campaña especial de captación de fondos, a través de la venta de esos productos. Habitualmente lo hacía en otros locales cedidos de calles céntricas aunque, al igual que hicieran en 2020, esta vez han optado por instalarlo en su sede permanente, donde pueden controlar mejor la aplicación de las medidas sanitarias de prevención.

Así lo detallaba Josefa Martínez, coordinadora de la tienda y representante de Medicus Mundi Sur en Albacete, quien explicó que «esta exposición y venta para nosotros es una tradición muy importante e intentamos tener en la tienda muchos artículos de artesanía para los regalos de estas fechas». La tienda continúa abierta el resto del año, aunque el surtido de artículos es más amplio estos días, «cuando más movimiento hay, porque mucha gente ya nos conoce y nos busca para adquirir detalles». En el rastrillo de Médicus Mundi, pueden encontrar «figuras africanas y máscaras y otro tipo de artículos más para el hogar, como fuentes y jarrones, procedentes de países como Indonesia, Thailandia o Perú, entre otros».

La recaudación obtenida con la venta de estos productos contribuye a financiar los proyectos de cooperación que la ONG lleva a cabo en países como Burkina Faso, Mali, Senegal o Marruecos. En el primero de ellos, la colaboración de Medicus Mundi Sur se prolonga ya durante más de 30 años, «donde colaboramos con el Hospital de Hunde, ciudad que fue nuestro punto de llegada, montando servicios de maternidad, oftalmología o nutrición infantil», según explica Martínez, detallando que «en la población se va notando el progreso al que contribuimos y también hemos mejorado la construcción del instituto o realizado talleres para artesanos».

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)