scorecardresearch

El sector cierra un año cercano a la normalidad

Pedro Belmonte
-

La cifra de festejos mayores fue similar a la de 2019, pese a que la Feria de Albacete tuvo tres menos

Sergio Serrano torea al natural en su triunfal tarde en la Feria Taurina de Albacete. - Foto: Arturo Pérez

Cuando la situación se ha vuelto más confusa con la nueva cepa del virus campando a sus anchas, los que seguimos siendo optimistas pensamos que todo esto debe remitir de manera definitiva, por lo que creemos que el año 2022 debe ser de una vez el de la completa normalidad, con las ferias en su sitio, el metraje habitual y los pueblos volviendo a abrir sus plazas como en 2019.

Nuestra provincia, a pesar de todo, se ha parecido al año anterior a la pandemia, en cuanto a numero de festejos celebrados, y de ello nos hemos ido ocupando desde que la temporada finalizó. Solo la feria de Albacete se resintió en cuanto a número de festejos, con tres menos de lo habitual, reduciéndose en la misma proporción a la reducción del aforo, que en septiembre se establecía en el 75%.

Tras el aciago año 2020, en la que la pandemia dejó todo patas arriba, la temporada 2021, parece que la recuperación ha llegado, esperemos que para quedarse, con datos que apuntan al optimismo, ya que a pesar de no haber desaparecido del todo, el número de festejos mayores, o lo que es igual, corridas de toros, novilladas picadas, de rejones y mixtas, en la provincia ha sido similar al de la temporada de 2019, apenas un festejo menos. Ya que ese año, la provincia llegó a albergar 22 en todas sus plazas.

Si tenemos en cuenta que la plaza de la capital ha reducido su número, los resultados incitan al optimismo, porque ha habido plazas en la provincia que han celebrado este tipo de festejos en mayor número que las temporadas anteriores.

Dos plazas han acogido dos festejos, como son las de Casas Ibáñez, con una novillada picada y una corrida de toros, y la de Ossa de Montiel, plaza reactivada que también acogió dos corridas de toros, mientras que otras diez plazas han celebrado corridas de toros o novilladas picadas. Alcaraz, que ha celebrado una corrida de toros, algo poco habitual en esa plaza, Hellín, Minaya, Munera, Riópar, Tarazona de la Mancha, Tobarra, Valdeganga, Villamalea y Villarrobledo y Albacete, alcanzando ente todas la cifra de 21 festejos, uno menos que la temporada anterior a la pandemia.

En 2021, la plaza de Albacete ha quedado en cuarto lugar en cuanto al número de festejos mayores celebrados, encabezando la lista la Real Maestranza de Caballería de Sevilla con 14, la plaza de Vistalegre de Madrid con 11 y Las Ventas con 10, seguidas de Albacete con siete, seguida de Villaseca de la Sagra con seis novilladas picadas, correspondientes al certamen Alfarero de Oro. Hay que recordar que en 2020 se celebraron en la provincia de Albacete cuatro corridas de toros.

En primer lugar del escalafón provincial, figura el conquense afincado en Albacete y hecho torero en nuestra escuela, Mario Sotos, que ha sumado 20 corridas de toros con 51 orejas y dos rabos cortados a los 40 toros estoqueados. Le sigue la revelación de la temporada, Sergio Serrano, que se ha vestido de luces en 11 ocasiones, con un total de 16 orejas y dos rabos. En tercer lugar figura Andrés Palacios, con nueve corridas estoqueadas y un balance de 11 orejas a los 18 toros a los que se ha enfrentado. El cuarto puesto lo ocupa Rubén Pinar, quien ha hecho ocho paseíllos, con un balance de 15 orejas en los 18 toros lidiados. El siguiente en el escalafón ha sido Miguel Tendero con siete ajustes y 14 orejas cortadas a los 14 toros estoqueados. Le sigue el hellinero Diego Carretero quien ha intervenido en tres corridas de toros, donde consiguió seis orejas, matando en total cinco toros. El torero de Calasparra Filiberto también ha intervenido en tres corridas de toros con un balance de cuatro orejas, siguiéndole Alberto Pozo, quien en el año de su alternativa, ha intervenido en dos corridas, la de la alternativa en San Lorenzo de la Parrilla con toros de Miura y un balance entre las dos tardes de cuatro orejas a los cuatro toros que ha estoqueado. Cierra el escalafón de matadores, Pedro Marín, quien se ha vestido de luces una vez en Alcaraz, con un balance de tres orejas a los toros de Los Chospes que le correspondieron en suerte.

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)