Se buscan empresas para formarlas en igualdad

M.D.M.
-

El instituto Tomás Navarro Tomás está cerca de graduar a sus primeros alumnos en un ciclo de Formación Profesional que es pionero y para el que necesita entidades para las prácticas

Se buscan empresas para formarlas en igualdad - Foto: José Miguel Esparcia

A pocos meses de graduar a sus primeros estudiantes del ciclo de Formación Profesional (FP) de Técnico Superior en Promoción de la Igualdad, el Instituto de Educación Secundaria (IES) Tomás Navarro Tomás de la capital busca empresas en las que los alumnos puedan realizar sus 400 horas de prácticas laborales.
Una tarea que no está siendo fácil, como lo reconocía la profesora Maribel Ruiz, tutora de segundo y que está gestionando estas prácticas de los alumnos con las empresas, por el «desconocimiento» que entienden que todavía hay con este nuevo perfil profesional, pero sobre el que tanto ella como otros docentes del centro se muestran convencidos de que tendrán buenas oportunidades laborales porque «tienen mucho que aportar a las empresas».
Una labor que irá mucho más allá de la igualdad entre hombres y mujeres, sobre la que «por supuesto queda mucho que hacer»; o que abarca más allá de la violencia de género, «sobre la que también trabajamos en este ciclo», como lo apuntan algunos de sus alumnos, como Carmen Moya, graduada en Psicología por la Universidad a Distancia UNED y que ahora cursa este ciclo para ampliar sus opciones en un mercado laboral que no resulta fácil cuando, como en su caso, se es mujer y madre.
Esther Sánchez, otra de las estudiantes de este ciclo, reconoce que el perfil profesional para el que se están formando «todavía es muy desconocido» y advierte que «a veces sólo nos ven como salida laboral en temas de igualdad de mujer o de violencia de género, no la igualdad en todos los ámbitos».
Maribel Ruiz, que estas semanas anda inmersa en conseguir empresas para las prácticas de los cerca de 20 estudiantes de segundo que hay en este ciclo, apunta que «el miedo de las empresas es dónde colocarlos, muchos se preguntan qué van a hacer en 400 horas, pero tienen que saber que pueden hacer muchas cosas. Queda muchísimo por hacer en materia de igualdad».
 

(Más información en la edición impresa).