scorecardresearch

Unos 40 niños han disfrutado en el campo de trabajo de Cáritas

Redacción
-

Este mes de agosto ha concluido la IX edición de la actividad veraniega con Infancia de Cáritas Diocesana de Albacete, que ha contado con la implicación de 18 jóvenes voluntarios

Los niños participantes, durante una de las actividades. - Foto: Obispado

El programa de Infancia, Adolescencia y Familia de Cáritas Albacete trabaja cada día en iniciativas encaminadas a garantizar la participación de los menores, así como sus derechos, para poder seguir avanzando hacia una sociedad más justa en la que todos tengan las mismas oportunidades. Una de estas iniciativas ha sido el Campo de Trabajo con Infancia que llevan organizando a lo largo de los últimos nueve años. A través de este espacio Cáritas brinda a los niños y niñas la oportunidad de disfrutar a lo largo de 20 días de actividades lúdicas junto a otros menores, en un espacio de seguridad y libertad. A lo largo de estas semanas de los meses de julio y agosto, no han faltado las sesiones de piscina, las actividades al aire libre, el deporte, las gymcanas, las excursiones a la playa… También ha habido talleres de refuerzo escolar para mejorar las competencias de los niños y niñas de cara al primo curso. Además, se han trabajado valores como la tolerancia, la adquisición de habilidades de vida y el respeto por la naturaleza o el reciclaje. Es el primer año que este campamento urbano se celebra en un inmueble cedido a Cáritas por parte del Instituto Secular Obreras de la Cruz, a 5 km de Albacete, lo que ha permitido a los tres proyectos del programa de Infancia, Adolescencia y Familia de la ciudad, trabajar en un espacio conjunto que ha servido para estrechar lazos y favorecer la comunicación. Cáritas agradece la generosidad de la institución con esta cesión que utilizará para el desarrollo de sus programas.

La jornada comenzaba cada día recogiendo a los niños y niñas en autobús. Después turno para preparar la actividad central del día. Tras el descanso para el almuerzo, tiempo de juego, talleres y de un baño en la piscina. Otro pilar importante en este campo de trabajo es el trabajo con las familias. Responsables del programa recuerdan lo importante que es el hecho de que estas también se involucren en esta actividad, para ello se han organizado una excursión a la playa, una oportunidad de trabajar las relaciones con los progenitores y crear un nuevo espacio de convivencia. 

El Campo de Trabajo con Infancia supone también una oportunidad para que Cáritas pueda reforzar os ejes estratégicos sobre los que trabaja durante todo el año:

1. Seguir acompañando a cada menor en situación de vulnerabilidad, caminando a su lado y optando por la defensa de sus derechos.

2. Frenar la brecha social generada por la exclusión, que se ha visto agrandada con esta crisis. Cáritas quiere actuar como puente que proteja los procesos vitales de los niños y niñas, que han sufrido en primera persona la fractura socioeconómica y emocional. La desatención a la infancia, a la adolescencia y a la juventud tiene como consecuencia la transmisión intergeneracional de la pobreza, y Cáritas trabaja por frenarla y revertirla.

3. Ante los desafíos actuales, Cáritas propone cuestionarse y reinventarse para afrontar la transformación social y el cambio de modelo, siempre desde la escucha, el respeto y la participación de las personas para que puedan ser protagonistas de sus propios proyectos de vida.

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)