scorecardresearch

Los comerciantes tienen buenas sensaciones para las rebajas

Ana Martínez
-

La oleada de contagios por Covid y las inéditas temperaturas de diciembre ocasionan grandes descuentos y más variedad de prendas de invierno que continúan en 'stock'

Algunos establecimientos han iniciado la temporada de rebajas. - Foto: Rubén Serrallé

La moda es, sin duda alguna, la gran protagonista de las rebajas. Tanto las de invierno como las de verano. Pero quizá en este invierno del recién estrenado 2022, se vayan a convertir en todo un atractivo para el comercio especializado.

La última oleada de contagios provocados por la variante ómicron, junto con las inéditas temperaturas de las dos últimas semanas de diciembre, permitirán a los consumidores encontrar grandes descuentos y mucha más variedad de prendas de invierno que permanecen en stock, ya que los locales comerciales dedicados a la moda no han podido darle salida este otoño y no pueden permitirse el lujo de retenerlas en el almacén, por la gran cantidad de prendas que tienen sin vender y porque, de no darle salida, se pasan de moda.

Ambas circunstancias configuran un panorama bastante halagüeño para los comerciantes albacetense de cara a la temporada de rebajas, para la que tienen «buenas expectativas», a pesar de que la campaña como tal ya no existe. «Desde que se liberalizaron las rebajas, un comercio puede tener descuentos los 365 días al año como ya ocurre en internet», subraya el presidente de la Federación de Comercio de Albacete, José Lozano.

La ausencia de una calendarización como ocurría hace algunos años no evita, sin embargo, que siga arraigada la costumbre de los consumidores de esperar al 2 de enero a que lleguen unas rebajas más aisladas a determinadas firmas, y al 7 de enero a madrugar y hacer espera a las puertas de la inmensa mayoría de establecimientos en busca de la ganga.

«Aunque el periodo de rebajas ya es libre, es cierto que la mayoría vamos al unísono y las preparamos de cara al 7 de enero», corrobora José Lozano, que considera que la liberalización de estos descuentos y promociones hace «mucho daño» al pequeño comercio, dado que se ve obligado a ir a remolque de los grandes marcas y franquicias: «Si tienes el periodo delimitado puedes vender con más holgura, de la otra forma hay que hacer encaje de bolillos constantemente».

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)