scorecardresearch

Roban en una Venta de Hellín con un camión de autoescuela

G. G.
-

Tras romper la reja de una ventana exterior del edificio procedieron a sacar dos máquinas tragaperras y una expendedora de tabaco y se marcharon en poco más de tres minutos

Fotografía de la puerta de acceso a la Venta Pascual y de la ventana por la que realizaron el robo - Foto: G. González

Hace unas fechas se produjo el robo de dos máquinas tragaperras y una expendedora de tabaco en la conocida como Venta Pascual, ubicada al lado de la autovía y de la antigua carretera Nacional 301, en las proximidades del Tolmo de Minateda y de la pedanía de Cancarix. Lo curioso de este acto delictivo es la manera de actuar que tuvo la que puede considerarse como  banda organizada, ya que para evitar que las cámaras exteriores del sistema operativo de alarma del restaurante captara el vehículo con el que se darían a la fuga posteriormente, en primer lugar entraron en el Polígono Industrial San Rafael y, tras forzar la puerta de acceso al área donde se dejan los vehículos de las autoescuelas de Hellín y Tobarra y se realizan los exámenes de pista para obtener el permiso de conducir, se hicieron con uno de los camiones de prácticas y se dirigieron hasta el lugar donde realizaron el robo.

Camión devuelto. El gerente del restaurante, César Gutiérrez, explica que siendo las 2,30 horas de la madrugada le sonó la alarma en su móvil y pudo «ver en directo» desde su casa de Hellín, cómo «en tres minutos, bien organizados y muy profesionales arrancaron una reja exterior y se llevaron las máquinas en el camión, en dirección a Hellín. Como vi que se trataba del vehículo de una autoescuela y tengo el teléfono de su propietario, le llamé y no me lo cogió porque estaba durmiendo, pero a las siete de la mañana me llamó y le dije que me habían robado utilizando su camión. Se sorprendió porque ya estaba en el lugar donde lo suele aparcar y lo estaba viendo en el mismo lugar que lo había dejado el día anterior,  pero al rato se dio cuenta de que le habían producido unos destrozos por un valor aproximado de 700 euros». Se cree que esta forma de actuar se debe a que dejan el vehículo propio en el lugar, sin cámaras, donde cogen el otro camión, con el fin de que no se identifique mientras realizan el robo. Las pérdidas  superan los 10.000 euros. La denuncia fue presentada ante la Guardia Civil y el equipo de investigación, con sede en Tobarra, investiga el caso.

En el Polígono quieren instalar cámaras de vigilancia. Explica César Gutiérrez, que forma parte de la asociación de empresarios del Polígono San Rafael, que quieren instalar cámaras de vigilancia, «ya que se han cometido distintos robos y en diversas zonas, uno de ellos de un camión que, al igual que el que utilizaron para el robo en nuestro restaurante, volvieron a dejar en el mismo lugar en el que estaba». Al parecer, el chófer del camión comprobó cuando fue a recogerlo para hacer un viaje, «que el tacógrafo marcaba que habían conducido con él unos 450 kilómetros, como para ir a Valencia y volver. No se sabe con qué finalidad, aunque no sería para nada bueno. A ver si podemos instalar cámaras de vigilancia cuanto antes». 

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)