scorecardresearch

Heladas y granizo llevaron los siniestros a cifras de récord

Redacción/A.G.
-

Los fenómenos meteorológicos del primer semestre motivan indemnizaciones por casi 24 millones de euros en cultivos de almendro de la región, de los que más de la mitad corresponden a Albacete

Imagen de archivo de almendros en flor dañados por heladas. - Foto: Reyes Martínez

Una reciente publicación de Agroseguro confirmó unos datos que ya se intuían, dados los fenómenos meteorológicos adversos que había sufrido el campo en el primer semestre del año. 

El departamento de Comunicación de la entidad señaló que en esos seis meses terminaron con la mayor siniestralidad registrada por el seguro agrario, una cifra de 515 millones de euros,  que supone un 12% más que lo registrado entre enero y junio de 2021 (458 millones) y un 25% más que en 2020 (353 millones). Ello constata, de nuevo, el aumento de los fenómenos meteorológicos cada vez más adversos y graves durante la última década muy especialmente desde 2017, resultando en ratios de siniestralidad por encima del equilibrio en cinco de los últimos seis años.

Castilla-La Mancha fue una de las regiones más castigadas, especialmente por las heladas de abril y las descargas de granizo de los primeros días de mayo. Especialmente afectado resultó el almendro, un cultivo al alza en la zona, en el que las indemnizaciones en Castilla-La Mancha alcanzaron los 23,1 millones de euros (sobre un total nacional de 36,) y algo más de la mitad de ellas corresponden a la provincia de Albacete. 

Otra afección reseñable fue a los frutales, especialmente en los municipios del sureste albacetense como Tobarra y Hellín. En este caso, las indemnizaciones en Castilla-La Mancha llegan a 11,7 millones de euros, una cifra baja comparada con el total nacional de 241,5, con Cataluña como la comunidad autónoma más afectada, con 105,1. Llama la atención también la cantidad de 41,6 millones alcanzada en la Región de Murcia, puntera en esos cultivos y colindante con la zona albacetense mencionada.

Los 7,5 millones de euros abonados en la región por daños en uva de vino o los 5,5 de los herbáceos extensivos son otros datos destacables del balance, en el que desde Agroseguro recuerdan que enero y febrero de 2022 fueron meses relativamente estables atmosféricamente, registrando únicamente siniestros puntuales por viento en plátano en las islas Canarias y en cultivos de cítricos del litoral mediterráneo, así como heladas de carácter muy local en frutales y algunas hortalizas de producción invernal, como alcachofa y lechuga, en la Región de Murcia.

Lo peor llegó en abril, que se caracterizó por las intensas heladas sufridas en gran parte del país durante los primeros días del mes, que causaron elevadísimas pérdidas de producción en cultivos cuyo ciclo anual se encontraba en floración o en estadios iniciales de crecimiento de brotes y frutos, así como en aquellos otros que presentan una gran sensibilidad a bajas temperaturas en estado de maduración.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)