scorecardresearch

Sánchez condecora a Serrat, "el niño eterno"

EFE
-

El Gobierno entrega la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio al "excelentísimo poeta, escritor, letrista, músico, ciudadano" por sus brillantes 56 años de carrera y por "su contribución a la cultura y el arte españoles"

El cantante Joan Manuel Serrat (i), recibe la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), en La Moncloa - Foto: EUROPA PRESS/I.Infantes. POOL

"Estoy feliz y emocionado", ha afirmado hoy Joan Manuel Serrat tras recibir la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio de manos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le ha definido como "el niño eterno, a quien a partir de ahora llamaremos excelentísimo, excelentísimo músico, poeta".

Condecoración que el Gobierno le ha concedido "por su brillante carrera y su contribución a la cultura y el arte españoles", después de que lo aprobase el Consejo de Ministros el pasado 7 de diciembre.

"Estoy emocionado de recibir esta distinción con mis hijos, que, más allá de ver en casa a un ser humano en calzoncillos, que sepan que hay una persona que ha trabajado que ha hecho otra cosas", ha indicado Serrat en un acto celebrado en el Palacio de la Moncloa.

"Cuando la señora ministra me comunicó que me concedían esta distinción, se lo dije a mi mujer, Yute, y me dijo: 'y a ti por qué?'", ha señalado entre risas el cantautor catalán, quien ha reconocido que rápidamente recurrió a Google para ver a quién le habían dado esta condecoración "y descubrí que estaba Álvaro Mutis, Concha Velasco o José Luis Cuerda, todos amigos, me sentí reconfortado".

Sus canciones son parte de la memoria sentimental desde que empezara en 1965. "Lo único que he hecho en mi vida es hacer lo que he querido, como lo he querido hacer y en la forma que debía hacerlo", ha agregado Serrat, quien ha estado acompañado de amigos y familiares.

Una condecoración que premia a las personas que se hayan distinguido por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia, "en definitiva a todo los que hacen una labor esencial para hacer mejor la sociedad", ha resaltado Pedro Sánchez.

"La cruz que hoy imponemos es para un niño eterno a quien llamaremos a partir de ahora excelentísimo, excelentísimo poeta, escritor, letrista, músico, ciudadano", ha añadido

Tras 56 años de carrera, Serrat anunció hace unos meses su intención de dejar los escenarios con una última gira que comenzará el 27 de abril en Nueva York y acabará en Barcelona en diciembre de 2022.

"De alguna manera, queremos acompañarte en este viaje, y esta medalla es el símbolo del inmenso cariño que te profesamos", ha destacado Sánchez.

Sus canciones, ha precisado, apelan a la tolerancia dentro de la sociedad, "cada una de sus letras se han inspirado en valores que ahora debemos reivindicar, como es la convivencia, la libertad y el amor por la cultura".

"El valor de tu contribución es haber ido más allá de lo puramente literario o artístico y demostrar, como escribió Gabriel Celaya y cantó Paco Ibáñez, que la poesía es un arma cargada de futuro", según Sánchez.

Catalán indiscutible "nos ha ayudado a transmitir la conciencia de la diversidad de las lenguas en nuestro país, has reivindicado el abrazo de las lenguas que no es más que el abrazo de los pueblos", ha dicho el presidente.

En los estertores del franquismo, Serrat dio a los españoles himnos a la libertad y a la esperanza a través de su música y de los versos de Antonio Machado y de Miguel Hernández. "Has conseguido que millones de personas tararen las Nanas de las cebollas de Hernández", ha añadido Sánchez.

Sus canciones, ha abundado, son parte de la memoria, ha sabido aunar una exquisita sensibilidad con letras que nos llegan a todos. "Has sido un estandarte de nuestra cultura, has acercado la cultura a la casa de cientos de personas que quizá no tendrían acceso a ella", ha asegurado.

"Nuestra historia ha sido cantada por ti", ha recalcado Sánchez, quien ha considerado que algunas estampas de nuestro pasado se recuerdan a través de los protagonistas de sus canciones como Merceditas, Curro, Penélope, el titiritero, esos locos bajitos o el Cristo de los gitanos.

De todas las cosas extraordinarias que se pueden decir de su obra, una es que "sus canciones han hilvanado la entretela del alma de varias generaciones de españoles", ha señalado la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, momentos antes de que Rozalén cantará Aquellas pequeñas cosas, de Serrat.

Esta condecoración se suma a la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, Premio Nacional de Música o la Legión de Honor de la República Francesa, galardones que constatan su brillante carrera.

"Chicos, vamos que estos señores tienen que gobernar y tendrán muchas cosas que hacer", ha dicho con humor Serrat, quien ha estado acompañado de su familia y amigos, entre ellos Sabina, Miguel Ríos, Víctor Manuel, Ana Belén, Iñaki Gabilondo o Luis García Montero.