scorecardresearch
Editorial

Albacete está en la vanguardia del cambio de modelo energético

-

El sector de las energías renovables es ya una referencia y tiene un peso importante dentro de la economía provincial

Hace ahora 23 años, en el año 1999, en la localidad de Higueruela comenzó la actividad de cuatro parques eólicos. Los primeros aerogeneradores irrumpían en el paisaje de la Mancha y desde entonces, cientos de ellos jalonan el territorio de la provincia y no hay visos de que esa tendencia se detenga. En la actualidad, están en tramitación ocho parques eólicos con una potencia de más de 272 megavatios en ubicaciones como Chinchilla de Montearagón, Bonete, Corral Rubio o Montealegre del Castillo.

En total, la provincia de Albacete posee 83 parques y cerca de 2.000 aerogeneradores en activo, que tienen más de dos gigavatios de potencia instalada -en Castilla-La Mancha hay casi cuatro gigavatios-. Con estos datos, Albacete es la tercera provincia con más potencia instalada en su territorio, pero también es la cuarta productora de energía eólica de todo el país. 

Por otra parte, el desarrollo de parques fotovoltaicos también tuvo un desarrollo extraordinario en las últimas décadas. De hecho, la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible tramita en la actualidad 48 solicitudes de este tipo de instalaciones, con una potencia de cerca de 480 megavatios.

Entre energía eólica y fotovoltaica, la provincia albacetense sería autosuficiente en caso de sólo tener que depender de energías renovables.

El Ministerio de Transición Ecológica, de Teresa Ribera, insiste desde hace años en la necesidad de un cambio de modelo energético para abandonar paulatinamente los combustibles fósiles para dar paso a las energías renovables- eólica y fotovoltaica, principalmente-. En la provincia de Albacete, ese cambio energético comenzó en los albores del siglo XXI y tiene en torno al sector una industria muy boyante, que da empleo a cientos de personas y, lo que es más importante, en zonas en riesgo de despoblación. Albacete hizo los deberes y hoy sus instalaciones son punteras no sólo a nivel nacional, sino también internacional. Los emprendedores albacetenses volvieron a estar en la vanguardia del desarrollo y hoy gozan de una reputación muy buena ganada después de décadas de esfuerzo y dedicación.

Ahora bien, el desarrollo de las nuevas instalaciones, con unas importantes obras de ingeniería, deben ser lo más respetuosas con el medio ambiente, ya que una masificación de plantas fotovoltaicas y eólicas, cambiarían el paisaje y el ecosistema. Todo debe desarrollarse en su justa medida.

El sector de las energías renovables es ya una referencia y tiene un peso importante dentro de la economía provincial. El contexto acompaña al desarrollo de los proyectos, lo que es beneficioso para el conjunto de la sociedad.