scorecardresearch

Quieren evitar la concentración de personas en la vía pública

Redacción
-

El Ayuntamiento inicia la tramitación para modificar el plan zonal específico de protección acústica de la Zona, que permitirá que algunos locales del entorno de la calle Ancha alberguen hostelería sin música

Julián Ramón, concejal de Sostenibilidad. - Foto: Rubén Serrallé

La Comisión de Sostenibilidad ha dictaminado la propuesta de modificación de la ordenanza del plan zonal específico de la zona de protección acústica especial. Se trata del primer paso de una tramitación a lo largo de la cual la propuesta de cambio normativo se someterá a consulta y se abrirá a información pública.

El concejal de Sostenibilidad, Julián Ramón, explicó que las modificaciones que se plantean son, fundamentalmente, dos: una dirigida a reducir el ruido ambiental en las calles de la Zona de ocio y la otra tendente a permitir que locales que ahora están cerrados puedan abrir sus puertas como establecimientos de restauración pero siempre sin actividad musical.

Julián Ramón indicó que para reducir el ruido ambiental la propuesta que se hace es que, en las calles de las zonas de contaminación, se prohíba el consumo de bebidas en la calle, fuera de los establecimientos o de los espacios acotados como terraza. Con esta medida se persigue evitar las aglomeraciones de personas y así reducir el nivel de ruido, pues se ha constatado que el principal foco emisor origen del ruido ambiental es la concentración de personas en la calle.

La segunda modificación plantea la posibilidad de que en las calles con menos aglomeración de gente y menor ruido ambiental, como es el caso de la calle Gaona desde San Agustín hasta Tinte, o la calle Concepción, desde Marqués de Molins a Rosario, puedan abrirse locales como restaurantes, heladerías, chocolaterías, etc, pero siempre y cuando no tengan actividad musical.

Tercer debate de este asunto

El concejal de Sostenibilidad informó previamente de esta propuesta a colectivos afectados, como bien pudieran ser la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Apeht) o el colectivo de vecinos y vecinas que sufren los problemas de ruido de la Zona.

Esta es, además, la tercera ocasión que se plantea esta propuesta a la Comisión de Sostenibilidad, donde están representados los distintos grupos políticos. La primera vez fue en 2020; la segunda ocasión que se debatió fue en mayo de 2022 y, ahora, de nuevo se ha debatido y dictaminado, para iniciar su tramitación, de cara a su aprobación.

A lo largo de su tramitación, además de someterse a consulta e información pública, se procederá a la convocatoria de la Mesa del Ruido, una convocatoria, "a la que siempre hemos estado abiertos", recalcó Julián Ramón.

Por este motivo, el concejal de Sostenibilidad criticó que el Partido Popular acuse al equipo de Gobierno de "llevar a hurtadillas y con agosticidad" este asunto.

"Le recuerdo a Rosa González de la Aleja que concejales somos todo el año, también en agosto, por tanto, no sé cuál es la razón por la que no podemos debatir este asunto en agosto", valoró Julián Ramón, que tampoco comprende "dónde están las hurtadillas, cuando llevamos dos largos años tratando de abordar esta cuestión y siempre nos hemos tropezado con una actitud de bloqueo".

Para el concejal de Sostenibilidad, además, "es increíble que alguien como Rosa González de la Aleja, ahora exija algo que ella no hizo cuando gobernó", denunció Julián Ramón.

A este respecto, el concejal de Sostenibilidad recordó que en 2016, esta concejal, entonces con responsabilidades de gobierno, se comprometió ante la Mesa del Ruido a estudiar las propuestas planteadas para afrontar el problema del ruido en la Zona, propuestas entre las que, por cierto, estaba vigilar el consumo de bebidas en la calle y sancionar por este motivo, "pero no lo hizo, dejó esas medidas metidas en un cajón, donde por su actitud parece que quiere que sigan estando".