scorecardresearch

La Audiencia vuelve a dar la razón a los herederos de Urrea

Josechu Guillamón
-

La Sección Primera desestima el recurso presentado por la Diputación Provincial, que tendrá que devolver la millonaria herencia y pagar 11 millones de euros por el rendimiento de las fincas

Imagen del abogado de los herederos de Purificación Urrea, Mariano López Ruiz. - Foto: Arturo Pérez

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha vuelto a dar la razón a los herederos de Purificación Urrea, al desestimar el recurso presentado por la Diputación Provincial, contra la sentencia del Juzgado de Instrucción número 5 de la capital.

Dicha sentencia condenaba a la Diputación Provincial a devolver la millonaria herencia de Purificación Urrea; tanto las fincas rústicas, como los muebles, cuadros, joyas, vehículos, dinero y acciones; a sus herederos y a pagar 11 millones de euros en concepto de rendimientos de las fincas rústicas Las Tiesas, Casa del Pozo y San Gregorio.

La Audiencia Provincial también declara que la Diputación Provincial actuó de mala fe, durante todos los años en los que se ha hecho cargo de la herencia, un detalle muy importante, tal y como relataba a La Tribuna de Albacete, el abogado de la parte demandante, Mariano López Ruiz. «Al actuar de mala fe la Diputación Provincial no tiene derecho al reintegro de ninguna cantidad, puesto que quería que, todo lo que ha hecho, como el sanatorio de Las Tiesas o el gasto que supuso el convertir las fincas para regadío, se lo descontaran de lo que tienen que abonar, con lo cual estamos hablando de una cantidad muy grande, de millones».

Mala fe. En este sentido, la sentencia de la Audiencia señala que «la disposición testamentaria era clara, no bastaba con destinar los bienes hereditarios a fines benéficos, era necesario que se constituyera la fundación y se le transfirieran esos bienes». «La construcción y gestión durante algún tiempo por parte de la demandada de un hospital psiquiátrico en la finca Las Tiesas no sirve como argumento para sostener que mantuvo la posesión en la creencia de estar cumpliendo la voluntad de la testadora».  

En este sentido, López Ruiz señala que «ellos sabían desde el primer momento cuando aceptan la herencia, que tenían que crear una fundación y no lo hicieron y no vale que hicieran algo benéfico, tenían que haber constituido la fundación y no la constituyeron, por tanto su actuación ha sido siempre de mala fe, porque han hecho lo que han querido y se han negado siempre a la entrega de los bienes».

Una fundación que ahora tendrán que poner en marcha los herederos representados por López Ruiz. «La idea que tienen mis clientes ahora es la de constituir la fundación, tal y como recoge la sentencia».

Mariano López Ruiz se mostraba muy satisfecho con la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial. «Tenemos una gran satisfacción, porque es un asunto que llevamos peleando casi 20 años y que haya ya dos sentencias a nuestro favor para mis clientes es una satisfacción moral muy grande, porque han gastado mucho dinero y tiempo en perseguir un fin, que para ellos en absoluto es lucrativo, y para mí profesionalmente es algo muy bueno y también muy emocionante».

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es