scorecardresearch

Los ucranianos confían en el diálogo

Josechu Guillamón
-

La provincia cuenta con cerca de un millar de personas naturales de Ucrania, preocupadas por la situación que se vive en su país, aunque confían en que se solucione sin llegar a las armas

Olena Klyuch vive en Albacete desde 2003. - Foto: O. K.

Al comenzar el año 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadística,  en Albacete vivían 957 ucranianos, y aunque llevan años en la provincia, sienten preocupación por lo que está sucediendo en su país, aunque mayoritariamente esperan que se logre una solución pacífica.

Valeriy Davydets, lleva 22 años en España, de los cuales 20 los ha pasado en Albacete y reconoce que «la situación que se vive en mi país es muy complicada, Putin no puede entrar en Ucrania, nos quiere quitar tierras». Por eso, «veo normal que la OTAN despliegue tropas en la zona, me parece bien, porque Ucrania no puede estar sola contra Rusia, porque es un país muy pequeño». 

Sin embargo, cree que las armas no son la solución. «Hay que hablar las cosas y buscar una solución pacífica, siempre es mejor el diálogo. Nadie quiere la guerra, porque hay muchas familias que son parte de Rusia y parte de Ucrania». 

Svitnana Dobroshtan o Sole, como la conocen en Tobarra, donde reside, quiere que el conflicto se resuelva con el diálogo, pero un diálogo en el que no tenga tanto peso Estados Unidos y en el que Ucrania cuente más. «Estados Unidos quieren dominar y las conversaciones políticas las mantienen entre EEUU y Rusia, Ucrania parece que está ahí como un juguete. Quiero que apoyen a Ucrania pero como hace España, con paz y diálogo, porque meter tantos militares como quiere EEUU, creo que va a complicar más las cosas, porque en el medio estamos nosotros y van a destrozar el país y a mí, me duele mucho. Allí vive mi hija y mi madre y tengo miedo de que se inicie una guerra, porque la guerra va a ser en Ucrania, no en EEUU, ni Rusia». 

Como el perro y el gato. Olena Klyuch lleva en Albacete desde 2003 y cree que «desde que se rompió la URSS siempre vivimos con Rusia como el perro y el gato, con la amenaza de Rusia. Los rusos creen que Ucrania es suya». 

A pesar de esa mala relación entre ambos países a la que hace referencia, confía en una solución pacífica al conflicto, aunque desconfía de Putin. «Espero que no pase nada y todo se solucione con el diálogo, pero conociendo a Putin, él puede hacer cualquier cosa y eso es lo que da miedo. El apoyo de la OTAN a Ucrania nos parece muy bien, pero si hay guerra la vamos a sufrir nosotros. La guerra no la desea nadie y Ucrania mucho menos». 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es