scorecardresearch

Anulan una denuncia al PP por repartir cartas en la calle

Redacción
-

Manuel Serrano, presidente provincial de los populares, asegura que "es inadmisible que Juan Ramón Amores mande a la Policía para coartar la libertad de expresión de los concejales"

Serrano ofreció una rueda de prensa en La Roda. - Foto: PP

Es una vergüenza que un alcalde se dedique a utilizar medios del Ayuntamiento y a mandar a un concejal que llame a la Policía Local para que sancione al Partido Popular, en definitiva, para que coarte nuestra libertad de expresión. ¿Cualquier rodense se imagina si esto hubiera sido al revés?", se ha preguntado Manuel Serrano presidente provincial del Partido Popular en Albacete.

"Nosotros hacemos las cosas con educación y que eso no se confunda con sumisión. El alcalde de La Roda debe saber que vamos a seguir haciendo una oposición contundente y constructiva en defensa de los intereses de La Roda. Esto en el año 2022 sólo es posible si quien dirige el equipo de gobierno en el Ayuntamiento de La Roda tiene algún tinte dictatorial. Mandar a la policía para coartar la libertad de expresión de los concejales de la oposición no se le ocurre a nadie", señala Serrano.

Serrano ha explicado que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo ha declarado nula la sentencia en primera instancia, igual que han hecho los servicios jurídicos del Ayuntamiento de La Roda que han declarado nula la sanción formulada por el alcalde de la localidad contra el Partido Popular rodense.

Por su parte, Javier González, presidente local de Partido Popular de La Roda, ha señalado que "me parece asombroso que en los tiempos que corren un Ayuntamiento ejerza un abuso de poder e intente acallar que desde la oposición nos comuniquemos directamente con los vecinos de nuestro pueblo".

"El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de La Roda cambió el nombre a diez calles de La Roda de una forma unilateral sin consensuar ni con los vecinos ni con la oposición buscando complacer más a su partido político que a los 1.500 vecinos a los que se les cambió el nombre de calle", ha afirmado Javier González presidente de los populares de La Roda.

En palabras de Sergio Jiménez, concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de La Roda "el equipo de gobierno se ha visto obligado a rectificar y a darnos la razón tras la resolución del Juzgado de lo Contencioso y tras los informes de secretaría. El Partido Popular de La Roda no cometió ninguna ilegalidad en el reparto de cartas entre los vecinos".

"Juan Ramón Amores no nos sancionó por repartir cartas, nos sancionó por lo que decían las cartas. Recurrimos la sanción y no nos dieron la razón, pero nosotros sabíamos que la teníamos. Sabíamos que no habíamos incumplido la normativa del reparto de publicidad, sabíamos que el señor concejal y el policía local sancionaron a una entidad que no tiene figura jurídica propia como es el Partido Popular de La Roda y sabíamos que eso lo íbamos a ganar en los tribunales porque era una cacicada", ha señalado Sergio Jiménez".

Jiménez ha recordado que "un concejal del equipo de gobierno llegó a instar, hasta en tres ocasiones, la presencia de la Policía Local en las calles donde estaban repartiendo cartas integrantes del Partido Popular de La Roda, y después de tres visitas, y semanas después del reparto, un policía local, sin acreditar testigos ni motivar la sanción, emitió la denuncia que ahora ha sido desestimada".

En palabras del concejal del Grupo Popular "ahora han sido los servicios jurídicos del Ayuntamiento los que han señalado que no podían sancionar al Partido Popular de La Roda cuando no tiene personalidad jurídica. No les ha hecho falta a los servicios jurídicos del Ayuntamiento de La Roda entrar en el fondo del asunto ya que existe un error formal de bulto que impide que se produzca esa sanción".