scorecardresearch

Mario Sotos vela armas ante su primer compromiso en Guillena

Pedro Belmonte
-

El diestro toreará el día 12 en la plaza más antigua de la provincia de Sevilla, en la que alternará con los locales Oliva Soto y Lama de Góngora, con toros del hierro de Manuel Blázquez

Mario Sotos en el campo. - Foto: Jorge Alvarado

El sábado, 12 de febrero, el matador de toros Mario Sotos, comenzará la temporada en una corrida de toros que se celebrará en la localidad sevillana de Guillena, en la plaza de toros más antigua de la provincia de Sevilla, alternando con los sevillanos Oliva Soto y Lama de Góngora, con toros del hierro de Manuel Blázquez, procedencia Núñez del Cuvillo.

Mario Sotos vela armas ante este primer compromiso de su temporada, tras un año, el 2021 en el que llegó a trenzar 20 paseíllos a pesar de la pandemia.

«Gracias a Dios empezamos pronto la temporada que es lo que todos los toreros queremos, torear y cuanto antes mejor, como ha sido mi caso este año, además con dos toreros jóvenes sevillanos y los toros de Manuel Blázquez, por lo que estoy ilusionado y con ganas de torear en un lugar, como es Andalucía, lo que no es fácil».

No ha dejado de entrenar, ya que su temporada terminó el 7 de noviembre en Lora del Río, donde indultó un toro de Pereda. «La verdad es que terminé tarde la temporada, el 7 de noviembre y la comienzo ahora, por lo que no he tenido mucho descanso, pero como he dicho algunas veces, he estado mucho tiempo descansando y ahora que se puede, no hay que descansar, así que este tiempo he seguido entrenando como siempre, con la suerte de poder ir más al campo, con ganas de empezar pronto. La verdad es que no he parado, ya que terminé de torear en noviembre y empecé inmediatamente a ir al campo y así sigo yendo todas las semanas y una vez por semana con Víctor Zafrilla en el plano físico, que es un fenómeno ya que hace un entrenamiento físico especializado para los toreros, trabajando mucho la resistencia y recuperar rápidamente, algo fundamental en la cara del toro».

Tras 2021, un año importante, el 2022 deberá ir por el mismo camino. «De momento no hemos hecho ningún planteamiento de temporada, ya que lo importante es arrancar y que se vea una buena evolución de un año a otro en la plaza, sin olvidarnos del covid, que en cualquier momento puede descomponer los proyectos».

Madrid. Sale el tema de Madrid. «No lo hemos visto todavía. Está claro que está en mente, pero todo depende de como vaya avanzando la temporada y yo y sinceramente tampoco tengo una especial prisa por ir a Madrid, porque cuando vas, hay que ir muy preparado y llevar muchas cartas para ganar, ya que es de las plazas más difíciles, por lo que hay que llegar muy preparado, no solo por si te embiste un toro, sino también si no embiste para que vean un torero cuajado y puedan decir que aunque no han embestido han visto a un tío que cuando le embista un toro puede pasar algo, esa es mi manera de pensar, no solo en Madrid, sino en cualquier plaza».

De novillero dejó buen ambiente en Las Ventas. «De novillero eran circunstancias distintas ya que no tenía nada y llevaba dos años sin vestirme de torero, por lo que cuando no tienes nada, eso es un poco y ese poco es mucho, pero ahora afortunadamente las circunstancias son otras y tengo la oportunidad de prepararme y llegar a Madrid lo más cuajado posible, ya que no es lo mismo de novillero que matador de toros y uno debe llegar lo mejor posible, porque si eso rompe, te pille lo suficientemente preparado para competir y volver con las máximas garantías, que es el objetivo, alternar con las figuras e ir mucho más allá».

Esta temporada le ha dado confianza. «Torear es lo que te da la confianza, seguridad y poder evolucionar haciendo cosas que antes solo las podías hacer de salón. Eso es el aprendizaje y realmente me encuentro mucho mejor, se me ve más cuajado y poco a poco se va viendo el torero que voy buscando. Además la estabilidad personal también influye».