scorecardresearch

Sánchez hace un llamamiento a la "prudencia" en La Palma

Agencias
-

El líder del Ejecutivo pide a la población no acercarse al magma y mantener las carreteras "lo más despejadas posibles" para facilitar el trabajo de los efectivos y no descarta nuevas evacuaciones en la isla, que será declarada zona de emergencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Canarias, Angel Víctor Torres (d) - Foto: Ramón de la Rocha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento a la "prudencia" de los ciudadanos de la isla de La Palma porque dada la "componente de imprevisibilidad" de la emergencia provocada por la erupción volcánica en Cumbre Vieja, aunque ha apelado también a su "calma y la tranquilidad" porque la "seguridad" de los habitantes está garantizada.

En una comparecencia desde La Palma, acompañado por el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y de la comunidad autónoma de Canarias, Ángel Víctor Torres, el presidente ha reiterado que "lo más importante" es no acercarse al magma y al propio volcán así como mantener las carreteras "lo más despejadas posibles" porque todavía puede haber riesgo de evacuación, de modo que conviene dejar que los efectivos trabajen con la máxima seguridad en este evento.

Por otro lado, ha garantizado que la gestión de la crisis no terminará cuando la lava llegue al mar sino cuando La Palma haya recuperado "su normalidad" y se haya reconstruido "todo aquello" que va a destrozar o ya ha destrozado el magma.

"Ahí va a estar el Gobierno de España", ha prometido Sánchez, que ha anunciado que el Consejo de Ministros de este martes ha empezado a dar "los primeros pasos" del procedimiento de la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil. "Van a ser semanas largas en las que tendremos que trabajar con todas las instituciones para evaluar los daños", ha admitido.

"El compromiso del Gobierno es rotundo porque el conjunto de la sociedad española está con La Palma; las fuerzas políticas, todos los partidos políticos sin distinción, todos los Gobiernos autonómicos y lógicamente todos los gobiernos aquí representados", ha subrayado.

De momento, ha formulado un "llamamiento a la calma y a la tranquilidad" de los palmeros a quienes ha garantizado su seguridad. "Tenemos un despliegue de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de las Fuerzas Armadas, que están haciendo un trabajo extraordinario para la tranquilidad y la seguridad de todos los palmeros", ha apostillado.

En su comparecencia ha agradecido a la ciencia su aportación ya que gracias a ella, desde las administraciones públicas y las instituciones políticas tienen más "claridad" para poder tomar decisiones "más eficaces" en la respuesta ante "este evento tan insólito" que por desgracia está atravesando La Palma.

Finalmente, Sánchez ha indicado que viajará esta tarde a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas con la intención de regresar el jueves para incorporarse a la visita que realizarán los Reyes Don Felipe VI y Doña Letizia a la isla para conocer de primera mano la situación.

Después, también ha confirmado que el viernes permanecerá en La Palma para "seguir presidiendo y desarrollando" el Comité de Dirección que supervisa la crisis.

 

Zona de emergencia

El Consejo de Ministros ha puesto en marcha este martes la declaración de La Palma como zona de emergencia de Protección Civil ante los estragos que está ocasionando la erupción volcánica, ha anunciado el presidente del Gobierno.

En una comparecencia posterior la primera reunión del día del Plan Especial de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Sánchez ha subrayado que el compromiso con La Palma "es rotundo".

"El Gobierno de España va a estar con La Palma y con sus ciudadanos", ha señalado el presidente.

Al respecto, ha defendido que la gestión de esta crisis en La Palma no terminará "hasta que no se haya reparado todo aquello que el volcán ha destrozado".

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha dicho que ha recibido mensajes de solidaridad y ofrecimientos de ayuda por parte de todas las comunidades autónomas.

También se han brindado a ayudar, si fuera necesario, ha añadido, los gobiernos regionales de Azores y Madeira (Portugal).