Testimonio ilustrado como voluntario

A.D
-

Joss López prepara un libro sobre su experiencia en el campo de refugiados de Serres, en Grecia, donde estuvo tres meses

Joss López en Serres, con un grupo de niños.

Joss López cuenta su experiencia como voluntario en el campo de trabajo de Serres y lo hace a través del dibujo y la pintura, con un Serres. Reportaje de un viaje a través del dibujo.
El artista albacetense comentó a este diario que «el día uno lanzo una campaña de crowdfunding para recaudar fondos de cara a la publicación de un libro, Serres. Reportaje de un viaje a través del dibujo, que estará en la plataforma Verkami durante 40 días, con un objetivo principal, obtener los fondos para darle vida a este libro, que estará disponible en castellano e inglés, con esa premisa inicial, la de obtener 3.100 euros y a partir de ahí, parte de los fondos de este libro va destinado al suministro de material EPI, para la ONG con la que estuve como voluntario, que se llama Lifting Hands International».
Joss López fue como voluntario a Serres, Grecia y recordó que «salí de Inglaterra, donde en ese momento residía, el 1 de septiembre de 2019 y estuve en Serres durante  tres meses. Particularmente participé como voluntario en un programa de atención infantil, trabajando con niños entre dos y seis años, entonces en las horas en las que no estaba ayudando en esta tarea, estaba dibujando, también en la ciudad y durante los viajes que hice».
Recordó Joss López que tres meses en este campo de refugiados, «desde luego dan para muchas experiencias y muy interesantes todas. Además, hubo tiempo para hacer muchas ilustraciones y dibujos, un interesante material gráfico que reúno en Serres, con 96 páginas, en las que podremos encontrar retratos de chavales, voluntarios, vecinos de la zona, paisajes y otras muchas cosas, casi al cien por cien pintadas allí, sobre el terreno, en Grecia, con lápices, tintas, acuarelas, lo que tenía más a mano en cada momento».
 El creador albacetense comentó que «el libro tiene forma de álbum ilustrado, con un contenido visual y textual, no se puede entender el texto sin las ilustraciones, entonces narro de forma cronológica mi viaje hasta que volvía  España, a Albacete, en dos idiomas los textos, español e inglés».
Objetivos.

La necesidad de realizar un libro, confirmó, Joss López, tiene un primer objetivo, «recaudar fondos y apoyar el trabajo de la ONG y, en segundo lugar, explorar un poco el camino de la publicación, porque será mi primer libro y, por otra parte es muy relevante ayudar en todo lo que se pueda porque mis compañeros, los que siguen ahí, al pie del cañón con la ONG. me dicen que la situación es caótica, es cada vez peor. Yo en esos meses estuve en la zona de Macedonia central, la zona norte de Grecia, cerca de Salónica y vivimos una realidad muy problemática en los campos de refugiados. En concreto, yo fui al de Serres, muy cerca de la frontera de Bulgaria. El grupo en el que estuve acoge a unos 1.300 yazidíes, una cultura que viene de la parte de Irak, y sufrieron mucho, perseguidos ya desde 2014».
Destacó el artista albacetense que «esta experiencia en el campo de refugiados me cambió completamente, las preocupaciones que tenemos aquí, día a día, no tienen nada que ver con aquello;una estancia allí, te cambia en todos los sentidos y desde luego, te puedo asegurar que me encantaría volver, no sé si al mismo sitio o a otro  campo a ayudar, es una experiencia increíble. Así que, por el momento, vamos a ver cómo va a esta campaña y si superamos las previsiones, mucho mejor, por todo lo que hemos comentado».
Aunque el día a día, reconoció, «era complicado, siempre había tiempo para pintar, porque además iba con mis libretas siempre, tanto en el campo como cuando salíamos, pero técnicas como la acuarela, que requieren más tiempo, me las reservaba para cuando hacía viajes o cuando terminábamos el día en el campo. Hice también muchos bocetos y dibujos muy rápidos, con tintas. Las rutinas y los distintos programas que mantenía la ONG llevaban sus tiempos, por supuesto, sobre todo en esa parte de la atención a la infancia en mi caso y también colaboré en otro de arteterapia, incluso utilizando mis conocimientos de dibujo para ayudarles un poco».