Este verano hizo calor un grado por encima de la media

L.G.E.
-

Destacó el mes de julio por ser «extremadamente cálido», con anomalías por encima de dos grados en Toledo y Ciudad Real. La máxima la dio Almadén con 43,7

Este verano hizo calor un grado por encima de la media - Foto: Pablo Lorente

Quizá les haya parecido que este verano ha sido más caluroso que el de otros años. Pues no se trata solo de una sensación, porque los datos recogidos por la Aemet desvelan que así ha sido en el conjunto de España y también en Castilla-La Mancha. La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología, Paloma Castro, enseñó esta mañana un mapa que muestra que en toda la región hubo una anomalía de temperaturas al alza en el período comprendido entre junio y agosto. Es una anomalía que indica que las temperaturas han estado entre 0,5 y 1,5 grados por encima de la media. Eso sí, hay una franja occidental donde la variación fue incluso mayor.
El análisis por ciudades deja claro que se han superado los valores habituales. En Toledo, por ejemplo, la media este verano ha sido de 26,7, cuando el valor habitual es 25,4. En Ciudad Real la media ha dado 26,3 este 2020, justo un grado por encima del valor normal. Lo mismo ocurre en Albacete, que ha dado 24,7, cuando lo suyo es quedarse en 23,7. La variación ha sido más pequeña en Cuenca o Molina de Aragón, donde no se ha llegado al grado.
La culpa la ha tenido el mes de julio. Paloma Castro subraya que ha sido «extremadamente cálido» sobre todo en las provincias de Toledo y Ciudad Real. Solo en ese mes la anomalía en Toledo fue de 2,9 grados superior a la media y en Ciudad Real de 2,3. El mes de junio estuvo en los valores normales, salvo en Cuenca que fue algo más frío. En agosto la anomalía por calor se trasladó más hacia la parte oriental de la región, por Albacete.
En estos tres meses la máxima se registró en Almadén, donde se alcanzaron los 43,7 grados. La mínima de todo este período en Castilla-La Mancha se dio en Molina de Aragón (Guadalajara), con solo 1,2 grados.
En cuanto a las precipitaciones de este verano, Castro destacó que han estado en valores normales (aunque hay que recordar que es una estación seca de por sí). Incluso se han superado los valores habituales de lluvia en verano en casi toda Cuenca, Guadalajara, en la mitad norte de Albacete y en amplias áreas de la parte occidental de Toledo y Ciudad Real y de los Montes de Toledo. En cambio, señala que ha sido un verano más seco en el pasillo de Hellín y Almansa, a pesar de que es una zona de paso de humedad.
Prevé que eso cambie en las primeras semanas de otoño, pues señala que el Mediterráneo tiene las aguas muy cálidas y va a dar a muchos fenómenos de tormenta, que podrían llegar a la región por esta zona. Sin embargo, la previsión hasta diciembre apunta que el otoño será algo más seco que lo habitual para esta época del año en la región.