scorecardresearch

El ataque a un convoy aviva la crisis entre Marruecos y Argelia

Agencias
-

Argel anuncia acciones de castigo contra Rabat por la muerte de tres personas en un ataque con drones

Tropas argelinas han sido desplegadas en la frontera con el país vecino.

Una tensa calma bélica envolvía ayer el norte de África en espera de la respuesta «de castigo» que Argelia prometió ante un supuesto ataque con dron marroquí el pasado lunes a un convoy de camiones en una carretera del Sáhara, en el que murieron tres civiles argelinos.

Fuentes periodísticas de la excolonia francesa explicaron que «los transportistas fueron asesinados entre las localidades de Ain Bentili y Bir Lahlou, territorio liberado saharaui, una zona totalmente aislada» usada para el comercio de mercancías entre Argelia y Mauritania.

Una información que la presidencia argelina confirmó el pasado miércoles, tras 48 horas de rumores, en un comunicado en el que responsabilizó a Marruecos y prometió «represalias» pero sin aportar detalles como el lugar exacto del ataque, el arma utilizada o las razones que inducen a considerarlo como un acto hostil premeditado del Ejército marroquí, que ocupa de forma ilegal la antigua colonia española desde 1975.

Detalles que si proporcionó la página digital especializada Menadefense, que aseguró que los camiones quedaron calcinados debido a un disparo de precisión teledirigido hecho a plena luz del día desde un avión no tripulado clase Bayraktar TB2, de fabricación turca, o Hermes 450, de construcción israelí, que había despegado minutos antes desde una base aérea de la localidad de Smara, en los territorios ocupados por Marruecos.

Se espera que en las próximas horas se reúna el Consejo de Seguridad argelino, que será el que recomiende al presidente el tipo de respuesta.

Entretanto, el Gobierno de Marruecos aseguró que el principio que rige su política exterior es el de «la buena vecindad con todos los países de su entorno» y que permanece «apegado» al mismo en este conflicto con Argel.

«Marruecos sigue apegado al respeto de la buena vecindad con todos», subrayó el portavoz del Ejecutivo alauita, Mustafá Baitas, en declaraciones al portal de noticias Le360.