scorecardresearch

La cifra de comidas diarias que da el Cotolengo crece un 40%

Teresa Roldán
-

La llegada de temporeros a la ciudad incrementa el número de menús de una media de 300 por día a entre 400 y 420

Varias personas recogen su comida diaria a las puertas de la Institución Sagrado Corazón. - Foto: José Miguel Esparcia

Tanto por la pandemia del coronavirus como ahora por la subida del precio de la electricidad, los alimentos y combustibles y con ello de la inflación, la realidad es que la pobreza sigue recrudeciéndose entre las familias más vulnerables de Albacete.

Ni la ciudad ni la provincia son un escenario ajeno a la realidad que se vive a nivel nacional, y aunque en menor medida que en otros lugares pero también en Albacete hay colas del hambre.

No hace falta nada más que darse una vuelta por las puertas de la Institución del Sagrado Corazón, el Cotolengo, a la hora del mediodía, en pleno barrio San Pedro, frente al Hospital del Perpetuo Socorro, para descubrir que son muchas las personas que acuden allí a diario en busca de una comida diaria.

Tanto es así, que si prácticamente a lo largo de 2021 la media de comidas diarias repartidas en este centro, ahora bajo la dirección de María Montoya, era de 300, este verano la cifra no ha bajado de las 400 y 420 diarias, comidas en táper que incluyen también alimentos para la cena.

Si los demandantes de alimentos que llegan a este recurso son familias se les entregan envases de comida más cuantiosos, en lugar de dos táper (con el primer y segundo plato) del menú casero diario, se les dan tres, con capacidad cada uno de ellos de un litro, también botellas de agua, fruta o zumos, en función de las donaciones de alimentos que tenga en ese momento la institución, también hay días que se llevan incluso una ensalada. En el caso de las comidas unipersonales reciben un táper con primer y segundo plato y un bocadillo de casi una barra, además de fruta y agua siempre que es posible que la institución tenga este tipo de productos.

«A diario estamos repartiendo entre 70 y 80 desayunos, mientras que la comida diaria supera la 400 entregas, donde intentamos cubrir la alimentación diaria de cada usuario que lo demanda», señaló Montoya, que recordó que el perfil de personas que acuden a la Institución del Sagrado Corazón, mayoritariamente es el de personas individuales, y son menos las familias que piden ayuda a esta entidad benéfica, aunque también las hay que son asiduas.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete: (https://latribunadealbacete.promecal.es))