scorecardresearch

El Paseo de la Feria recobra su pulso festivo

V.M.
-

Una veintena de feriantes montan sus puestos y atracciones en este emblemático punto de la capital, donde permanecerán instalados hasta el próximo día 19

Varios operarios montan la gran noria en los Ejidos, una de las atracciones que permanecerán instaladas hasta el próximo día 19. - Foto: José Miguel Esparcia

El ambiente bullicioso que tradicionalmente distingue al Paseo de la Feria en estas fechas regresa este año merced a una veintena de feriantes que se encontraban ayer montando sus puestos y atracciones en este punto emblemático de la capital. Estos trabajadores, especialmente castigados por la pandemia del Covid-19,  se muestran animados pese a las especiales circunstancias y creen que este final de año supondrá un punto de inflexión en su actividad.

Era el caso de Fernando Sampedro, responsable de la atracción Flic-Flac, situada junto al Recinto Ferial y que decía ver «algo de luz» en estos últimos meses. «Estamos por ver cómo transcurrirá esta no Feria, esperamos que la gente acuda, porque se nota que hay ganas de salir de casa y Albacete es valiente... teníamos muchas ganas de regresar a esta ciudad tras un año muy complicado».

Roberto Fernández, de La Bodega Baturra, lleva casi dos décadas visitando la ciudad y confiesa tener muchas dudas de cómo transcurrirán «estas fechas tan señaladas para la ciudad y a la vez tan atípicas, creo que estará bastante más flojo que otros años, algo que estamos notando en las ferias a las que hemos asistido, aunque nada que ver con la total paralización del 2020». Fernández destaca la ayuda que supone para ellos  la reducción del 50% en el canon de instalación -«aunque los gastos de mantenimiento se van a incrementar bastante», puntualiza-  y espera que los albacetenses acudan a su puesto instalado junto a la Caseta de los Jardinillos.

Al pie de la atracción infantil  Diver-Tren, ya instalada, Francisco Núñez también manifestaba sus dudas sobre cómo transcurrirá la no Feria, pero espera que la gente responda en unas fechas tan significativas para la ciudad.

Por su parte, Fernando Bañuls, responsable de  uno de los puestos de comida de referencia en el Paseo (Hamburguesas Uranga), recordaba que «son ya 42 años asistiendo a la Feria de Albacete» y agradecía el gesto de muchos ayuntamientos de permitir montar en zonas de atracciones, «porque el 2020 fue caótico y no hubo actividad alguna, al suspenderse todas las ferias, así que poder salir ahora y mantenernos mínimamente es para nosotros un logro, aunque la incertidumbre está ahí y este año tenemos el horario limitado hasta las dos de la madrugada».