scorecardresearch

«Benjamín Palencia es un pintor de emociones»

V.M.
-

«Es la figura señera del paisajismo español de la segunda mitad del siglo XX»

Diego Gómez, doctor en Historia del Arte. - Foto: José Miguel Esparcia

La serie de conferencias titulada Benjamín Palencia, el pintor que tocaba con los ojos, que impartirá el doctor en Bellas Artes, Diego Gómez, programadas como complemento didáctico a la exposición sobre el artista barrajeño que puede verse estos días en el Centro Cultural La Asunción, arrancaba ayer en el salón de actos de la Diputación Provincial.

¿Es una llamada a reivindicar la gran dimensión artística del pintor?

Claro, la pandemia obligó a posponer algunos proyectos en marcha con motivo de los 40 años de la muerte del artista, que se han retomado un año después y, como dices, se trata de valorar en su justa medida la figura artística más importante que ha dado la provincia.

¿Qué supuso su trabajo para la renovación de la pintura española del siglo XX?

Benjamín Palencia tiene como dos grandes períodos cuyo punto de inflexión fue la Guerra Civil, antes del conflicto es una obra más vanguardista y experimental y posteriormente dio un giro y se consagra como el gran paisajista castellano, con obras de intenso colorido y factura suelta, lo que supuso una renovación marcada del género, sobre todo en los primeros año de la postguerra, de gran conservadurismo. 

Además una obra que ha influido en multitud de artistas, ¿no es así?

Sin duda, porque es la figura señera del paisajismo español de la segunda mitad del siglo XX, uno de los dos o tres grandes nombres, con ese enfoque tan vitalista, matérico, profundo y emocional, sobre todo con un colorido que contradecía una época de muchas penurias y miseria.

Artísticamente, ¿bebió en muchas fuentes?

Claro, esa influencia de las vanguardias europeas es más perceptible antes de la Guerra Civil, sobre todo del cubismo, el tardoimpresionismo y el surrealismo, pero tras esa dinámica más vanguardista se inicia otra etapa donde él logra crear su propio estilo, aunque sigan latiendo las influencias latentes de Van Gogh o de las fauvistas franceses, aunque siempre procesadas por su forma personalísima de entender la pintura.

¿Un pintor que huyó de clichés estilísticos?

Lo más interesante de Benjamín Palencia es que, como ocurre con otros grandes artistas, cuando ves una obra suya la identificas perfectamente, lo que demuestra que fue capaz de configurar un estilo característico y perfectamente reconocible, algo que pocos pintores consiguen, debido a su dominio de los medios de expresión.

(Más información en la edición impresa y en la app de La Tribuna de Albacete).