scorecardresearch

Bajan un 15% los contratos en agricultura

Redacción
-

El sector agropecuario registró casi 27.500 compromisos rubricados entre enero y junio en la provincia, la cifra más alta en el territorio castellano-manchego

Trabajadores de la campaña del ajo, en una imagen de archivo. - Foto: Arturo Pérez

La provincia de Albacete registró  27.493 contratos en agricultura durante el primer semestre del año, lo que supone un 15% menos que en el mismo periodo de 2021. Así lo señala el estudio acerca de la situación del mercado laboral en el sector agropecuario realizado por Randstad Research, que sitúa a Albacete muy por delante del resto de provincias castellano-manchegas, con 16.575 contratos en Ciudad Real, 10.508 en Cuenca, 6.709 en Toledo y 1.610 en Guadalajara.

Así, en Castilla-La Mancha se firmaron 62.895 contratos en agricultura durante el primer semestre, frente a los 72.798 registrados en 2021, lo que se traduce en una caída del 13,6%, 0,9 puntos porcentuales más moderada que la media nacional (14,5%). Por otra parte,  el volumen registrado en la comunidad supone el cinco por ciento del total que se rubricó en España.

Por regiones, Andalucía es, con diferencia, la comunidad con un mayor volumen de contratación en agricultura, con 666.309 firmas, lo que supone el 53,4% del total. La siguen, con distancia, la Región de Murcia (198.263), Extremadura (95.550), la Comunitat Valenciana (89.501) y la ya mencionada Castilla-La Mancha (62.895), mientras que con cifras más moderadas se sitúan Cataluña (29.494), Aragón (28.256), Castilla y León (19.772), La Rioja (12.854) y Galicia (12.716).

De acuerdo al estudio, la agricultura generó más de 1,2 millones de contratos durante el primer semestre del año, de los cuales el 74,2% corresponden a contratos de duración determinada (926.790) y el 25,8%, a indefinidos (321.848).

En concreto, el informe muestra que el volumen de este año es un 14,5% inferior al de los seis primeros meses de 2021, aunque los indefinidos se dispararon en el actual, multiplicándose aproximadamente por cinco. De hecho, en 2021, los contratos indefinidos apenas suponían el 4,3%, mientras que actualmente representan ya el 25,8%.

El director de Randstad Research, Valentín Bote, explicó que «estas cifras señalan no solo la importancia del sector primario en nuestra economía, sino también una consecuencia de la entrada en vigor de la reforma laboral, ya que el número total de contratos se ha visto reducido por las nuevas fórmulas y la dinámica de contratación indefinida».

Tras revisar la serie histórica de los últimos diez años se comprueba que, a pesar del impacto de la reforma laboral, la reducción del volumen total de firmas con respecto al semestre de 2021 es una tendencia habitual en el sector. Tras dos años, 2012 y 2013, en el que este indicador se mantuvo apenas por encima de las 840.000 rúbricas, el volumen superó los 1,2 millones en 2014, los 1,5 en 2017, y el 1,6 en 2019.