scorecardresearch

Dudas sobre precios al inicio de la baja cosecha de almendra

A.G.
-

Las cotizaciones apenas cambian aún, aunque la cosecha bajará un 60% en la provincia por las heladas

Dudas sobre precios al inicio de la baja cosecha de almendra - Foto: Reyes Martínez

La recolección en municipios como Hellín y Tobarra dio inicio en la provincia a la campaña de la almendra, un cultivo en auge en el territorio albacetense, pero que este año verá reducida su producción. Es una predicción con la que los agricultores trabajaban desde hace meses, ya que los almendros fueron los grandes damnificados de las heladas de abril, y la incertidumbre se centra ahora en los precios para el fruto. 

La Mesa Nacional de los Frutos Secos ya cifró en mayo ese descenso en un 60% para la provincia de Albacete, con lo que la cosecha quedaría en unas 2.500 toneladas  de almendra en grano. Con esa previsión coincidía el secretario general de la organización agraria Asaja Albacete, Jorge Navarro, quien explicaba a La Tribuna que «las heladas de los días 2 y 3 de abril son las causas principales de que haya tan poca cosecha este año, con parcelas en las que el daño llegó al 100% y otras en las que puede estar sobre el 40% y el 50%».  «En cualquier caso, hay que recogerlo para tratar de cubrir los costes de producción», añadía sobre el complicado contexto que atraviesa todo el sector agropecuario ya que «los cultivos de regadío serán los que tengan mayores rendimientos, pero cualquier beneficio se verá frenado por el incremento de los costes de producción, principalmente la electricidad y el combustible».

Navarro, que es también presidente de Lonja Agropecuaria para la Mancha, detallaba además que las variedades comuna y guara ya cotizaron la pasada semana en el mercado albacetense, sumándose ayer la almendra ecológica. «Los precios están de momento bastante parados», detallaba sobre unas cotizaciones que comienzan con guarismos similares a los de la campaña anterior, de los 3,90 euros por kilo de pepita de comuna a los 7,70 de la ecológica, «que no son malos, pero tampoco son los de hace unos años».

La expectación, por tanto, está en cómo evolucionan los precios en las próximas semanas, cuando se generalice la recolección y la llegada de almendra nueva a los almacenes. «Parece que en Estados Unidos la cosecha también va a ser más baja y habrá que ver cómo se comportan los mercados, porque en otros sectores no ha subido el precio como podía esperarse por la falta de estocajes», señala Navarro, resumiendo una situación repetida en «un año bastante anormal en cuanto a rendimientos de todos los cultivos, por el calor y la falta de agua desde mayo».

Prueba de la incertidumbre generalizada es que, en otras provincias donde aún no han comenzado a fijar precios las lonjas cercanas, Asaja recomendó a los agricultores  aguantar la recolección de la almendra hasta que no haya cotizaciones publicadas, según indicaba una nota de prensa.