scorecardresearch

Alcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistas

Redacción
-

El programa de rutas de la Diputación de Albacete ofreció tres itinerarios el pasado fin de semana, que sumaron 150 participantes

Alcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistas - Foto: La Mancha Press

Este sábado, día 22, y el domingo, 23 de octubre, se celebraron tres nuevas pruebas de la IX edición de las Rutas de Senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete. Un intenso fin de semana donde las rutas tuvieron como escenario Alcalá del Júcar, en la comarca de La Manchuela; Montealegre del Castillo en Monte Ibérico-Corredor de Almansa y la prueba Albacete-Cortes, en la Sierra de Alcaraz y Campos de Montiel, con doble jornada de duración.
La interesante actividad, que tan buena acogida está teniendo, llegaba así a comarcas muy distintas, pero con un objetivo común: conocer la belleza de la provincia de Albacete gracias al senderismo. Gracias a esta iniciativa de la Diputación Provincial, en esta triple cita pudieron participar 150 senderistas.

Por un lado, el sábado, los participantes inscritos visitaron Alcalá del Júcar, en la ruta "Entre Barrancos". Se trata de una prueba circular, de 20 kilómetros de distancia, una dificultad media y unas cinco horas de duración, con salida a las 9,00 de la mañana.

Les recibiría el alcalde del municipio, Pedro Antonio González, quien les acompañaría durante el trayecto. Así, alrededor de las nueve de la mañana la ruta partía desde la Playeta, uno de los puntos de referencia de esta localidad, surcada por el río Júcar y que forma parte de la Red de los Pueblos Más Bonitos de España.
Comenzarían ascendiendo por una senda zigzagueante que conduce a la pedanía de Casas del Cerro, a través de la senda de las ZETAS, de una extensión de 1.6 km, observando durante todo el recorrido la Hoz del Júcar. Y a mitad del recorrido se encontraron con un lavadero prerromano.

Alcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistasAlcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistas - Foto: La Mancha Press

Atravesaron la pedanía, con unas vistas privilegiadas y extraordinarias de Alcalá del Júcar y la hoz que forma este río a su paso, para descender por la senda del Corciolico, de dificultad baja. Llegaron al mirador que hay antes de llegar al municipio, para desde ahí, junto a la carretera, coger la senda del camino de la Noguera. Empezaban así el ascenso que les llevaría hasta la pedanía de la Gila, que se encuentra a seis kilómetros del núcleo principal. 
Antes se detuvieron en un mirador natural frente a Alcalá, con unas bellas panorámicas del pueblo y de las dos pedanías que lo protegen a ambos lados del río. Un ello lugar que aprovecharon para almorzar los ricos productos de la zona, por cortesía del Ayuntamiento.

Comenzarían desde aquí la senda de la venta del Bobo, hasta coger el camino de los Pumarejos e iniciar un recorrido bordeando toda la montaña, disfrutando de un "balcón" a la hoz del Júcar y del transcurso del río junto hacia la aldea de Tolosa.

Llegaron a la Gila, y comenzaron el descenso hacia Tolosa, que se sitúa justo enfrente pero abajo, junto al río, por la zigzagueante senda de gran desnivel que une estas dos pedanías de Alcalá del Júcar.

Alcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistasAlcaraz, Alcalá y Montealegre recibieron a los senderistas - Foto: La Mancha Press

Llegaron al rio y al puente que hay para cruzar a Tolosa, lugar con encanto que merece mucho la pena visitar. Tras las fotos de rigor en este bello entorno junto al rio, comenzaron el regreso a Alcalá, siguiendo el transcurso del río, por un tramo de pista de unos cinco kilómetros, sin apenas desnivel.
Ya el domingo, otros 50 participantes, se desplazaron al municipio de Montealegre del Castillo, para recorrer la ruta "Llano de Consolación", en una prueba circular, de dificultad media, de algo más de 11 kilómetros de distancia y unas cuatro horas de duración.

Con una extensión de 177, 79 kilómetros cuadrados, el municipio de Montealegre del Castillo se sitúa al este de la provincia de Albacete. Su situación geográfica es de transición y nudo de comunicaciones entre la Región de Murcia - Castilla-La Mancha y Levante.
Aquí les recibía María Dolores Almarcha, teniente alcalde, y tras la foto de grupo, sobre las 9 de la mañana y desde la Casa de Cultura arrancaron la marcha, subiendo una larga calle hasta llegar a la iglesia parroquial de Santiago Apóstol.
Continuaron el leve ascenso, para llegar a uno de los puntos más altos del recorrido; el Castillo de Montealegre. Edificado sobre un cerro llamado Los Aljezares.
Su estructura la conforma un patio, llamado de armas, en el centro del cual está ubicado el aljibe con una bóveda ojival. Suaves colinas y campos de cultivos como el viñedo, el cereal y el olivar, predominan en unas excelentes vistas panorámicas.
Tras el descenso desde el cerro de Los Aljezares, atravesaron el interior del municipio, un laberinto de calles estrechas de trazado árabe para incorporase a la Vía Verde hasta llegar a los Arcos del Molino, una larga canalización que parte de la fuente del Llano de Consolación, de forma subterránea, y que va a terminar al pozo que hay en el cubo del molino harinero. El mismo se encuentra junto al cauce de la rambla o vega de Montealegre, lugar que aprovecharon para almorzar. Y, al mismo tiempo, pudieron escuchar las interesantes explicaciones de la historia que rodea Montealegre del Castillo que la guía, Elena, les iba contando, destacando principalmente en el Cerro de los Santos y su Gran Dama Oferente.

Continuaron dejando el camino y, próximos a la carretera hacia Fuente Álamo, llegaron al corazón del Llano de Consolación, una planicie de cultivos a dos kilómetros del pueblo que alberga bajo tierra uno de los yacimientos íberos (necrópolis íbero-romana) más relevantes y estudiados de la península. Visitaron también el Santuario Virgen de Consolación, una gran edificación del siglo XVIII.

Pasaron por la Torre Pechín o la Torre de los Castellares, y el antiguo lavadero, para desde ahí, y ya de regreso a Montealegre, atravesando de nuevo la Vía Verde, entrar de nuevo al municipio y visitar la interesante Aula de Interpretación, ubicada en la Casa de Cultura. 
En el salón de actos también pudieron disfrutar de una rica cata de vino de las tres bodegas del municipio, Torrecastillo, Coop. Santiago Apóstol de Montealegre del Castillo y Bodegas Las Cuevas, junto a su veterano alcalde, Sinforiano Montes. Además, fueron obsequiados por el ayuntamiento de Montealegre del Castillo con una botella de estas tres bodegas del municipio.

También con salida el sábado, para concluir el domingo, se realizó la marcha "Albacete-Cortes por la vía Verde". Un recorrido dividido en dos etapas, una prueba lineal, de 79 kilómetros de distancia, y con una dificultad alta, debido a la cantidad de kilómetros.

La salida el sábado en Albacete, a las 6,30 de la mañana, desde el Parque de la Fiesta del Árbol. Con un recorrido de 55 kilómetros de distancia. Todavía de noche arrancarían marcha a su primer destino, Balazote, por la vía verde.
Allí les recogería el autobús para llevarlos a comer a San Pedro y poder descansar un poco después de la dura mañana. Tras la comida realizarían la segunda parte del recorrido, Balazote-El Jardín, donde de nuevo los recogería el autobús para llevarlos al Salón de Actos del Ayuntamiento de San Pedro, en el que pernoctarían. También contaron con la atención de podología-fisioterapia.
Les recibiría y acompañaría aquí, y durante la cena, el diputado de Deportes, y alcalde del municipio, Dani Sancha, quien les animaba y felicitaba por el buen desarrollo de la jornada. 

En la mañana del domingo, tras el desayuno, retomaron la marcha donde lo dejaron, en El Jardín, para recorrer 24 kilómetros por la vía Verde, hasta su destino final, Santuario de Cortes. Llegarían a medio día a Cortes, y desde allí los recogió el autobús para llevarlos a Alcaraz y poder disfrutar de una merecida comida. Es de agradecer a los guías, participantes y a Protección Civil por haber conseguido el reto de hacer 79 kilómetros en dos días, con el esfuerzo que eso supone.

Completísimo fin de semana, con tres interesantes rutas de gran atractivo natural y paisajístico. La siguiente cita será el sábado, 29 de octubre, en Alborea, denominada "PR-AB 63 Rocha de la Virgen". Se trata de una prueba circular, de 19,65 kilómetros de distancia, dificultad media y unas 4,5 horas de duración y con salida a las 09;00 horas, desde la puerta del Ayuntamiento.