Evaristo Cantos: «Abrí en 1965 el primer gimnasio de la ciudad»

Sánchez Robles
-

«El equipo de gimnasia artística masculina que fundamos en Mahora en los años cincuenta logró con mérito el cuarto lugar en el campeonato de España»

Evaristo Cantos - Foto: Arturo Pérez

Es un adelantado de su tiempo. Tiene en la competición deportiva uno de los leit motiv más importantes de sus trabajos y sus días. Su brillante obra realizada a base de un esfuerzo encomiable y una voluntad férrea han sido determinantes en el devenir de la actividad deportiva y competitiva de Albacete, que sería diferente, muy distinta y menos evolucionada sin Evaristo Cantos Jiménez (Mahora, 10 de abril, 1940).

Sin lugar a dudas, este reconocimiento se concreta en una conmemoración: nada más y nada menos que cumplir ahora cincuenta años desde que por vez primera se abrió un gimnasio en Albacete, el suyo. Cierto es que la diferencia entre lo posible y lo imposible está en la determinación. Y en este ámbito, nuestro deportista es también un campeón.

Vivió en su localidad natal hasta los diecisiete años. Se presentó libre a los exámenes de bachillerato en el único instituto de Albacete y comenzó a volar pronto, siempre al hilo de la gimnasia y el deporte. «Mi vinculación a la gimnasia se produjo cuando vi en el NO-DO a Joaquín Blume, que fue campeón de Europa. Comencé en casa de mi abuelo donde había unas anillas colgadas, animando a mi amigo, Antonio Martínez, Tito a que hiciera lo propio en su domicilio. Luego busqué unas pesas que hice con material del cine que tenía mi padre. Allí y así empezamos a realizar ejercicios. Luego, mi familia abrió un negocio de venta de vino al por mayor en Valencia, donde trabajé al mismo tiempo que me matriculé en la Escuela de Peritos. Comencé entonces a ir al gimnasio valenciano, Educación y Descanso para realizar práctica deportiva y pronto me di cuenta que era lo mío, sobre todo al presenciar los entrenamientos de Jaime Belenguer, un gimnasta, que había conseguido algunas medallas». Luego añade: «Con estas ideas, hicimos un equipo de competición en Mahora, con el que conseguimos el cuarto lugar en la clasificación del campeonato de España de gimnasia artística masculina y ese año también tuvimos un chico, Diego López, que fue subcampeón de España en el equipo que entrenábamos mi amigo Tito y yo».

Si cada día es un nuevo comienzo, Evaristo Cantos cumplió a rajatabla esta idea cuando en 1965 abrió el primer gimnasio en Albacete en la calle Pontevedra. «Fue una decisión importante y un año más tarde ya conseguimos que ese gimnasio quedara quinto en un campeonato de España de halterofilia y al año siguiente varios chicos albaceteños fueron campeones de España, uno de ellos Ángel Ramírez en levantamiento de peso. También el primer título por equipos que conseguimos fue el de subcampeón de España en 1983 con Salesianos, donde yo daba clases de Educación Física, compaginándolas también con las de la TES y la academia de don Camilo».

Su esposa, Llanos Cebrián, se dedicaba también con éxito a esta actividad en el equipo de gimnasia de la Sección Femenina. «Decidimos abrir un nuevo gimnasio en la calle Concepción, el Atenea en 1971, porque estaba más céntrico y con mejor dotación. Tuvimos mucho éxito y cada vez más asistencia primero para mujeres y luego también para varones. Nos pidieron que montáramos también una sauna y fuimos los primeros en 1971. Hubo mucha gente que asistía, por lo que tuvimos que ampliar la oferta y el gimnasio».

Reitera ahora que es un apasionado de la competición, «actividad que he inculcado a mis hijos de forma intensa y en la que se han integrado de forma excelente como buenos profesionales.

 Tal era la demanda de actividades, que no tuve más remedio que realizar otra ampliación, abriendo el Palas en 1985, circunstancia que fue muy positiva, porque nos fue muy bien. Y así he trabajado hasta mi jubilación en 2005».

Incuestionables hechos, que tuvieron una clara y rotunda culminación con los importantes logros de su hijo, José Miguel en la gimnasia deportiva con campeonatos de España en varias especialidades y en la actualidad seleccionador nacional de Colombia. «Desde que empezamos, más de trescientos chicos albacetenses han sido campeones de España por equipos e individuales». Un logro.

Este albacetense canalizó la puesta en marcha de la Federación de Gimnasia de Castilla-La Mancha, tiene el título oficial de entrenador de la Federación Española, es presidente del Club Gimnasio Palas y una amplia formación que ha logrado por su experiencia y sus cursos. En suma, prácticamente todo en el deporte albacetense. Steve Jobs afirmó que la innovación es lo que distingue a un líder de los demás. Evaristo Cantos Jiménez ha ejercido un liderazgo excepcional en una parte del ejercicio deportivo, que es lo que mantiene el espíritu y guarda la mente y el rigor, como dijo Cicerón.

Sus méritos son impresionantes y su legado es tremendo