scorecardresearch

El Consultorio Médico de Sierra abrirá sus puertas este mes

G. G.
-

La Gerencia de Atención Integrada de Hellín inició la instalación del mobiliario en el centro de la pedanía de Tobarra

El Consultorio Médico de Sierra abrirá sus puertas este mes

Está a punto de abrir sus puertas y entrar en servicio el nuevo edificio del Consultorio Médico de la pedanía de Sierra que sustituirá al actual, ubicado en las dependencias del Centro Social, en un espacio «que no reúne las condiciones mínimas para prestar un servicio de calidad a los pacientes ni para que los profesionales puedan realizar su trabajo adecuadamente», según explicó la alcaldesa de Tobarra, Amparo Ballesteros en el inicio de las obras. El nuevo consultorio se ha construido en las antiguas dependencias de las escuelas de la pedanía tobarreña, con un presupuesto de 22.300 euros subvencionado casi en su totalidad por el grupo de acción local Campos de Hellín (el Ayuntamiento aporta alrededor de 3.000 euros) y que está a falta de los últimos detalles, especialmente de pintura. Hay que indicar que los profesionales sanitarios pasan consulta en la pedanía dos días a la semana (un médico y profesional de enfermería), para un total de 110 tarjetas sanitarias, atendiendo las posibles urgencias en el Centro de Salud de Tobarra. Desde la Gerencia de Atención Integrada de Hellín (GAI) adquirieron el mobiliario y el correspondiente equipo informático que se va instalando según van concluyendo los trabajos de pintura «para iniciar el servicio médico lo antes posible y responder a una demanda de muchos años, tanto de parte de los vecinos como por los profesionales». El nuevo edificio es propiedad del Ayuntamiento ya que se trata de la infraestructura de las antiguas escuelas, que se ubica en la calle Los Monreales. Se trata de un edificio de forma rectangular con una superficie construida de 136,5 metros en el que tiempo atrás se realizaron pequeñas actuaciones para facilitar la accesibilidad del mismo. En cuanto a las obras que se han llevado a cabo, han consistido en la demolición previa de la tabiquería que conformaba el despacho y el aula del anterior colegio, procediéndose a redistribución del espacio para conformar una sala de espera, dos consultas médicas y una consulta de enfermería; y se ha actuado en la zona de los aseos para dotarla de un aseo accesible. En total se ha actuado sobre 110 metros cuadrados del total edificado. Una vez que concluyan los trabajos de pintura se comenzará a prestar la atención a los usuarios y, al tiempo, los vecinos podrán disponer plenamente del edificio del Centro Social, con el fin de realizar y ampliar las actividades que, periódicamente vienen realizando a lo largo del año, salvo en los últimos tiempos a causa de la pandemia del coronavirus y las disposiciones sanitarias que no permiten realizar actividades en las que se reúnan muchas personas.