scorecardresearch

Los líderes del cielo

Josechu Guillamón
-

El Programa de Liderazgo Táctico de la OTAN realiza durante esta semana y la próxima las misiones de vuelo de un curso en el que se forma a los mejores pilotos de la Alianza Atlántica

Imagen de uno de los cazas participantes en el curso. - Foto: Arturo Pérez

El pasado 13 de septiembre el Programa de Liderazgo Táctico  (TLP) de la OTAN inició un nuevo curso de vuelo con 24 pilotos, seis oficiales de inteligencia y dos controladores aéreos como alumnos para graduarse, aunque en total la Base Aérea de Los Llanos ha recibido a unas 650 personas.

En cualquier caso, los vuelos no empezaron hasta el pasado lunes, ya que la primera semana se ha utilizado para dar a los alumnos conocimientos teóricos, como explica a La Tribuna de Albacete el teniente coronel Miguel Díez, jefe de la Unidad de Apoyo del TLP. «La primera semana se dedica a unas conferencias académicas, donde se da instrucción teórica a los participantes de todo lo que se va a ir practicando posteriormente sobre el curso de vuelo».

También en la primera semana se realizan tres misiones de simulador, en las que los alumnos comienzan a operar como grupo y se conocen, para las posteriores misiones reales. 

De esta forma, el lunes comenzaron las misiones de vuelo reales, en las que cada piloto realiza algo más de una hora y media de vuelo al día, con lo que al finalizar el curso habrán realizado en torno a 15 horas de vuelo por piloto, ya que se van a efectuar nueve misiones. 

Aunque pueda parecer poco tiempo de vuelo, lo cierto es que las jornadas son maratonianas y pueden ser de hasta 12 horas de intenso trabajo. 

La jornada. Los pilotos comienzan su actividad a las 10 de la mañana, hora en la que se le da a los alumnos los detalles de la misión, tanto los aspectos meteorológicos, como el espacio aéreo con el que se cuenta y los objetivos que tienen que cumplir. Además también se les informa del estado del espacio aéreo.

Posteriormente se ponen a planear la misión, que cada día lidera un piloto distinto, aunque no saben quién es, hasta que comienza la jornada. Ya sobre las tres de la tarde comienzan los despegues.

En este sentido, hay que señalar que todos los alumnos participan todos los días en todas las misiones y también todos los aviones de apoyo, que realizan diferentes funciones, como ejercer de fuerza enemiga. Esto hace que en el presente curso se realicen en torno a 35 despegues al día.

En torno a las cinco de la tarde se producen los aterrizajes, pero el trabajo no finaliza ahí, puesto que llega el momento de analizar lo que ha sucedido durante la misión, como señala el teniente coronel Díez. «Se ven los posibles errores y que se puede mejorar para la siguiente misión. El análisis de la misión puede prolongarse hasta las nueve o las 10 de la noche».   

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es