scorecardresearch

Page defiende la igualdad como «mi otra patria»

Javier D. Bazaga
-

Respaldado con el 99,7% como secretario general del PSOE, el jefe del Ejecutivo muestra su orgullo como socialista por los avances sociales conseguidos y avanza una garantía para el cuidado de personas con discapacidad

Page defiende la igualdad como "mi otra patria" - Foto: AngelesVisdomine

El "ansia de igualdad" es lo que lleva a militar en un partido como el PSOE según dijo Emiliano García-Page durante el acto de clausura del XII Congreso regional del partido celebrado este domingo en Toledo, en el que llamó a no tener complejos frente a otros territorios porque "no queremos más, pero no consentiremos menos". De este modo hizo una defensa de la igualdad que dijo ser "mi otra patria, la primera es España", recogida en el artículo 14 de la Constitución, que es el artículo que "le duele a la derecha y a los independentistas", y que "no puede desaparecer porque es nuestro artículo". "Que nadie me ponga a prueba entre los intereses de mi partido y los de mi tierra, porque siempre pondré los de mi tierra por delante" advirtió ante el secretario de Organización de la formación federal, Santos Cerdán, presente en el acto.

Page llamó a luchar contra todo tipo de egoísmo porque la igualdad de la que habla la Carta Magna "respeta los derechos históricos pero no permite privilegios", y si se quiere igualdad, incidió en la necesidad de garantizar derechos como la sanidad, la educación o los servicios sociales "allá donde los ciudadanos quieran vivir", y no se vayan a buscarla. En este sentido, con el debate sobre la reforma del sistema de financiación autonómica de fondo, apeló al Gobierno de España para que "se planteara una ley lucha contra el despoblamiento" como la que se ha hecho en Castilla-La Mancha, la primera en España, y que agradeció a José Luis Martínez Guijarro su impulso. En este punto reiteró la necesidad de reflexionar sobre "objetivizar" la garantía de esos servicios, "si un ciudadano tiene que estar a media hora de un hospital o de un centro educativo viva donde viva".

También puso de ejemplo de gestión la ley de lucha contra la violencia machista, o la de transparencia que obliga a los políticos a hacer un "striptease fiscal" dijo. "Podemos presumir de transparencia, de derechos sociales, de igualdad", y de una ley de garantía de tiempos, plazos y ritmos en la sanidad pública. También avanzó que está esperando que se extienda una garantía para el cuidado de las personas con discapacidad cuando sus progenitores falten, para que sea la administración quien se haga cargo de sus cuidados.

También alertó de los populismos, "llevamos toda la vida ganando a los populares y ahora nos vienen los populistas" dijo, frente a un "partido serio" a pesar de que "ser moderado es aburrido". En este punto quiso reconocer la "determinación" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "que conocemos los que hemos discutido mucho con él", y que "impidió que se nos echaran encima los populistas". Así, rechazó la actitud "frentista" de los populismos que "solo conviene a los que aún recuerdan que haciendo frente ganaron a la otra mitad de españoles". "Los que viven de ese recuerdo son los que nos pueden complicar la vida" avisó. Como contrapunto, aseguró que "nos irá muy bien siempre que actuemos con mentalidad de alcalde, cerca de la gente y atendiendo a todo el mundo".

Page terminó su intervención mostrando su orgullo de partido, y convencido del de los veteranos, entre los que mencionó a Alfredo Pérez Rubalcaba o Carme Chacón, de la gestión de Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y de Pedro Sánchez. "No es un problema decir que somos el PSOE, somos el partido de Castilla-La Mancha, y esta tierra solo le debe dolores al PP", remachó.