scorecardresearch

Manuel Pérez Castell recibió emocionado la Medalla de Amithe

Antonio Díaz
-

El acto incluyó un concierto de la Banda Sinfónica Municipal de Albacete a las puertas del Teatro Circo, que cumple 135 años y 20 de su reapertura

La Banda Sinfónica Municipal de Albacete, dirigida por Miguel Vidagany, interpretó un bello programa, dividido en tres partes. - Foto: Arturo Pérez

La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos (Amithe), con la colaboración del Ayuntamiento de Albacete, organizó un concierto extraordinario, con la Banda Sinfónica Municipal de Albacete, dirigida por Miguel Vidagany, con motivo del vigésimo aniversario de la reapertura del Teatro Circo y los 135 años de su inauguración, un 7 de septiembre de 1887.

Para comenzar el acto se entregó al exalcalde Manuel Pérez Castell la Medalla de Oro de Amithe, por su impulso a las obras de recuperación del emblemático teatro, el más antiguo operativo del mundo como teatro circo y por haber acogido la petición de Amigos del Teatro Circo para incorporar al proyecto de rehabilitación, la recuperación de la pista central de circo que no estaba prevista en el proyecto inicial. También la asociación reconoce al empresario taurino Manuel Amador por haber incluido en la cartelería central de la Feria taurina 2022 la imagen del Teatro Circo de Albacete, apoyando el 135 aniversario de su inauguración.

El director de la Banda Municipal, Miguel Vidagany, preparó un programa lleno de guiños a los premiados, a la historia de Amithe y al Teatro Circo, en tres bloques, Recordando, Reconociendo y Celebrando, con piezas inolvidables como Las chicas de la Cruz roja, Preludio a un cartero, con arreglo de Francisco Grau; Aromas de Villahermosa, Suspiros de España, Manolo Amador, de M. García, Pan  y Toros, Tiene sabor Albacete, Himno del Albacete Balompié, con Casimiro Ortega, para terminar con la marcha pasodoble  Amithe, de F. Bonete y el Cumpleaños feliz, al Teatro Circo. 

El presidente de Amithe, Javier López-Galiacho, explicó que cuando era muy pequeño, «ya venía al viejo Teatro Circo a ver las matinales de la banda, que dirigía Don Daniel, luego vinieron otros directores, ahora Miguel Vidagany, por eso tengo que dar en primer lugar las gracias a la Banda Sinfónica Municipal». No olvidó destacar la presencia de las autoridades provinciales, regionales y locales que no se perdieron este acto de reconocimiento y recordó que «el Teatro Circos se salvó hace 20 años porque tenía el alcalde que necesitaba, Pérez Castell, porque tenía a los medios de comunicación que se necesitaban en ese momento y porque tenía un pueblo. Nosotros, Amigos del Teatro Circo, nos pusimos al frente de esa pancarta, pero sin los albacetenses, este Teatro Circo no se hubiera abierto hace 20 años, así que gracias en nombre de nosotros, a todo el pueblo de Albacete».

Solo queda, recordó, el mandato del Pleno del Ayuntamiento, «que pidió al Gobierno de España que iniciase los trámites para la declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad  del Teatro Circo».

Llamó López-Galiacho a dos Medallas de Oro de Amithe, los periodistas Dimas Cuevas y José Fidel López, que lo acompañaron en la entrega de la distinción a un Manuel Pérez Castell, «que trabajó con el pueblo de Albacete para recuperar el Teatro Circo».

Manuel Pérez Castell,  que la recibió visiblemente emocionado la distinción, recordó una anécdota, pues en 1952 su padre, comerciante, que compraba en Albacete, «quería que yo conociese Albacete, que era donde se podía venir a comprar y me trajo con cuatro años y, desde entonces, soy de este edificio», dijo señalando al Teatro Circo, a cuya puerta se desarrollo el acto. 

Manuel Pérez Castell recordó las figuras de José Jerez, que compró como propiedad pública el edificio y «Carmina Belmonte heredó este edificio y preguntó qué hacer con él y decidimos, porque yo estaba en su equipo, y la idea fue recuperar este viejo cine, que con el Capitol era el más antiguo. Es verdad que prometí el Capitol, y se hizo, y ahí está la Filmoteca, pero había que recuperar un sueño infantil. Carmina dejó de ser alcaldesa y entonces, en el año 1999 me hicisteis vuestro alcalde. Se restauró porque me citaron en el Ateneo de Albacete y creo  que un alcalde, si no escucha no hace ciudad. Me puse junto a vosotros a trabajar por este Teatro Circo que es una joya mundial».