scorecardresearch

Arranca la temporada de DANAs y la primera llega este domingo

L.G.E.
-

La Aemet detecta un embolsamiento de aire frío en el golfo de Cádiz que podría afectar a buena parte de la región

La delegada de la Aemet, Paloma Castro, y la predictora del Observatorio de la Base de Albacete, María García. - Foto: Javier Pozo

«Otoño en Castilla es maravilla». La delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, comenzó esta mañana su rueda de prensa del cambio de estación con este refrán. El otoño trae temperaturas suaves y pinta con bonitos colores el paisaje, pero tiene también su cara oscura, la de las lluvias torrenciales o DANAs. Es lo que tradicionalmente se llamaba gota fría, un término del primer hombre del tiempo, Mariano Medina, que era de Ventas con Peña Aguilera (Toledo). «Antes decíamos que era un pelgiro en el Mediterráneo», recordó Castro, «pero  el flujo subtropical puede apuntar al interior».

De hecho la primera DANA que llegará a Castilla-La Mancha está a la vuelta de la esquina. La Aemet calcula que será este domingo. «El día 25 viene una DANA», avisa, «no sabemos dónde puede afectar». La predicción apunta que se  formará un embolsamiento de aire frío en el golfo de Cádiz, que al entrar en contacto con las masas cálidas y húmedas de la superficie puede provocar lluvias torrenciales. A priori, por su posición en el golfo de Cádiz apunta a Andalucía, Extremadura y las provincias de Toledo y Ciudad Real, pero Castro no descarta que afecte a todas las provincias en función de cómo se mueva o si bien se quedará estacionaria en los mismos puntos. 

La temporada de DANAs de este año llega más tarde que la del pasado 2021, que arrancó el último día de agosto con lluvias torrenciales sobre todo en la zona de Toledo. Castro calcula que el riesgo de DANA irá descendiendo conforme se vaya enfriando el Mediterráneo, pero podrían seguir dándose en octubre y e incluso en noviembre. Calcula que cada temporada puede haber a lo mejor 17 o 18 DANAs en España  y que de esas puede que solo tres o cuatro afecten a Castilla-La Mancha, pero que hay que estar muy atentos a las alertas, pues son fenómenos muy peligrosos.

A la par, el riesgo que desciende es el de incendios. «Ya no vamos a estar en riesgo extremo», apunta, «estas lluvias que van llegando van dejando estos mapas con riesgo bajo en todas las zonas».

En cuanto a la predicción estacional del otoño, Castro apunta que hay una «probabilidad moderada» de que la temperatura media esté en el tercil cálido. Es decir, que a priori se espera que sea más caluroso que la media, algo que comparte también con España y con casi toda de Europa. 

Se prevén lluvias normales en otoño y que a fin de año la sequía se haya paliado

La delegada de la Aemet, Paloma Crasto, estima que las precipitaciones de este otoño estarán dentro de los valores normales, que ya es algo, pues es una de la estaciones más húmedas en la región. Además avanza que parece que el invierno traerá también precipitaciones, de forma que a final de año la situación de sequía se haya paliado en parte. En estos momentos los embalses de la región están al 31,4 por ciento.

Solo dos semanas de todo el verano la temperatura media no superó los valores medios

El verano ha sido el más cálido en 60 años, con una anomalía al alza de dos grados. En Talavera estuvieron 17 días por encima de los 40 grados. La media de las temperaturas mínimas en Toledo o Ciudad Real superó los 20 en agosto. Otra muestra de lo duro que ha sido es que casi todos los días los valores han sido superiores a la media, salvando una semana de finales de junio y unos pocos días a partir del 15 de agosto.